Bienvenidos

Gracias por elegirnos, enterate de mas novedades siguiendonos en las redes sociales.

Masaje tántrico aumenta la energía sexual

De acuerdo con Soledad Espinosa, psicóloga y consultora de parejas, las personas que tienen una relación no siempre saben cómo tocar a su compañero, lo cual podría genera infelicidad; sin embargo, asegura que es muy sencillo aprender a hacerlo con ayuda de los masajes. La especialista recomienda iniciar con una ceremonia del té acompañada de un masaje tántrico, para promover la felicidad e incrementar la energía sexual, debido a que con esta terapia se tocan puntos específicos que ayudan a desbloquear los canales energéticos del cuerpo.


Una de las experiencias que más éxito tienen para relajar son los masajes, ya que ayudan a que el estrés disminuya, pero en la intimidad sus beneficios son muchos más, al emplearlos se logra una mejor compenetración con la pareja. Si no sabes cómo dar un masaje erótico. Un estudio realizado por el Centro de Promoción de Salud Sexual de la Universidad de Indiana, explica que los masajes incrementan las hormonas responsables de la excitación y hace que las parejas rompan las barreras de comunicación, básicamente mejoran la vida sexual. Si tienes ganas de comprobar por ti misma estos beneficios, te compartimos cómo dar un masaje erótico mediante unos tips que te ayudarán a causar placer de locura:


Haz la prueba

Compartir un masaje con la persona que amas ayuda mucho a la comunicación entre ambos y al pleno conocimiento del otro; por eso que te explicamos cómo realizar un masaje casero.


Manos a la obra

Comienza por la parte superior del cuerpo. Coloca dos gotas de aceite en las manos y friccionarlas para sentir la energía. Después, con movimientos circulares y suaves, da un ligero masaje en el contorno del rostro, el mentón, frente y sienes. Recuerda que cada parte del cuerpo es importante, por lo que se deben relajar desde los dedos de los pies hasta los de la mano. Los especialistas señalan que la mayor acumulación de estrés se centra en la espalda y cuello, por lo que se debe poner énfasis en estas partes del cuerpo. No te olvides de la cabeza: pasa las yemas de los dedos por el cuello y sostén la nuca en las palmas de las manos. Luego, haz pequeños estiramientos del cuello y mueve con suavidad la cabeza hacia un lado y hacia otro. Trata de percibir cómo disminuye la tensión. Dos de las ventajas que brinda este tipo de terapia relajante es la sensación profunda de bienestar y la renovación del interés en la pareja. Fuente: Salud180.com