Bienvenidos

Gracias por elegirnos, enterate de mas novedades siguiendonos en las redes sociales.

Masaje tántrico Lingam para hombres

El masaje Lingam, es la modalidad de masaje tántrico que se centra específicamente en el cuerpo del hombre. Se trata de un masaje de tinte erótico que se focaliza especialmente en los órganos genitales masculinos conocidos como Lingam y que busca alcanzar el crecimiento personal a través del placer. Es por tanto un masaje perfecto para practicar con tu pareja. Más acostumbrados a dar masajes que a recibirlos, algunos hombres pueden tener dificultades para relajarse durante el masaje tántrico. Para comenzar el masaje haz que tu pareja se tumbe con las piernas separadas y un cojín debajo de las caderas, para levantar la zona del Lingam, y otro debajo de la cabeza para que pueda ver sus genitales.


Comienza en primer lugar con un ligero masaje por todo el cuerpo, evitando la zona del Lingam por un tiempo. Esto le permitirá a tu pareja relajarse completamente y prepararse para el tacto del Lingam. Vierte una pequeña cantidad de aceite sobre el Lingam y los testículos y empieza a masajear suavemente sus testículos. A continuación masajea suavemente la zona del hueso púbico por encima del Lingam, y después el área entre los testículos y el ano, conocida como perineo. Pasando a continuación al Lingam, pellizca suavemente la base con la mano derecha y ascende por el tronco. Luego retira la mano y repite con la mano izquierda. Haz esto por un tiempo, antes de pasar a tomar el Lingam por la parte superior, deslizando hacia abajo el eje, y repitiendo después el proceso con la mano izquierda. La cabeza del Lingam es muy sensible y merece una atención especial. Masajéala con movimientos circulares. Trata de mantener a tu pareja cerca del orgasmo pero retrocede. Esto le ayudará a controlar su eyaculación y por lo tanto logrará más orgasmos y más placenteros.


Mientras continúas masajeando su Lingam puedes buscar su lugar sagrado. Éste se encuentra entre los testículos y el ano. Se trata de un pequeño orificio del tamaño de un guisante. Masajea suavemente aquí y ves aumentando levemente la presión. Puede que se sienta un poco incómodo al principio, pero esta presión le ayudará a obtener el control de sus orgasmos en el futuro. Si se acerca a la eyaculación puedes aplicar presión aquí y esto aumentará la intensidad de su orgasmo.


Técnica de masaje del lingam

Masaje tántrico del órgano sexual masculino: El objetivo del masaje tántrico del órgano sexual masculino o lingam es la relajación del hombre y su conexión con su parte más sensible, lo que hace posible el intercambio de los papeles tradicionales de ambos sexos. La meta principal de este masaje es la exploración de una nueva forma de placer, independiente del orgasmo. Las recomendaciones previas son similares a las de otras prácticas tántricas. Debe realizarse alejado de las comidas y en lo posible, luego de un baño relajante. Todos los preliminares de Maithuna, son aplicables en la medida en que contribuyen a establecer una conexión entre los miembros de la pareja.


Realización:

1. Él debe acostarse de espaldas, sobre almohadones que eleven el torso y la cabeza, con las piernas separadas, los genitales expuestos y las rodillas levemente flexionadas en una posición cómoda.

2. Ella aplicará lubricante sexual en el lingam y los testículos y con mucha suavidad, inicirá el masaje en estos últimos.

3. Continuará acariciando el hueso púbico y el perineo.

4. Recién entonces, empezará a acariciar el cuerpo del lingam, variando la presión e intensidad.

5. Él mantendrá su posición pasiva, respirando profundamente.

6. En todo momento, deberán mantener la mirada.

7. Ella alternará la mano derecha e izquierda, para presionar la base del lingam y deslizará hacia arriba y hacia abajo, repitiendo estos movimientos durante algún tiempo.

8. Luego presionará la cabeza del lingam y comenzará a masajearla. Deberá evitar producir la eyaculación y detendrá la estimulación, si fuese necesario.

9. Por último, masajeará el perineo, que se encuentra entre el ano y los testículos, con la mano izquierda y con mucha delicadeza, mientras con la derecha, acariciará el lingam. Si él lo acepta, ella puede continuar el masaje, internamente por el ano, para estimular la próstata, continuando con la estimulación simultánea del lingam, postergando tanto como sea posible, el momento del orgasmo. Fuente: Salud180.com