Bienvenidos

Gracias por elegirnos, enterate de mas novedades siguiendonos en las redes sociales.

Masajes tántricos para aumentar el placer

Disfrutar con cada centímetro del cuerpo, maximizar el placer y no perseguir ningún fin. Ésos son tres de los principios regentes del tantra. Si bien se ha escrito y hablado mucho sobre esta forma de vivir el encuentro sexual, a veces resulta complejo poder bajar a tierra esta visión. Un primer paso para poder acercarse a este tipo de experiencia es aprender a tocar al otro de un modo diferente; haciendo hincapié en favorecer la consciencia del cuerpo para obtener más goce, tanto a nivel físico como psíquico. Ése es el principio del masaje tántrico de Cachemira, una práctica que nació en el norte de la India y que, hace 5.000 años, terminó de ser perfeccionada por los Siddhas o sabios que habitaban el valle del Indo.


Se trata de una experiencia sensorial que explora el camino del bienestar y del intenso placer mediante las maniobras tradicionales, hechas con respeto, dulzura, delicadeza y sensibilidad. Todo el cuerpo es masajeado meticulosamente, de la cabeza a los pies; porque para el tantra el cuerpo en su totalidad es altamente erógeno, detallan desde el espacio Masajes para el Alma. El objetivo de este tipo de masajes es ofrecer un nuevo camino para lograr una mayor expansión de la conciencia con el fin último de alcanzar la felicidad total, es decir tanto a nivel físico, emociona y espiritual, remarca Maximiliano García, instructor de yoga y masajista.


Cómo son los masajes?

1. Cada sesión dura, en promedio, entre una hora y media o dos horas, aunque puede extenderse más.

2. En la primera parte, la persona va intentar entrar en contacto consigo misma y a calmar la mente por medio de ejercicios de respiración, relajación guiada y atención a las sensaciones corporales. Con está preparación se establece la confianza imprescindible para recibir el yoga del tacto que se da en una colchoneta o futón.

3. En las sesiones se utiliza aceite tibio. Esto proporciona una sensación placentera de cálida envoltura y sutil sensualidad.

4. Cada masaje es único, nunca hay repetición y las experiencias de un masaje a otro pueden ser muy diversas.

5. Se comienza con toques profundos para liberar las tensiones de la pelvis, los muslos, el abdomen; y recuperar su flexibilidad muscular.

6. Durante las sesiones, es vital utilizar la respiración, el movimiento y el sonido, tres claves para el movimiento de la energía de sanación e integración. Además, la respiración ayuda a evitar que toda la atención se centre en los genitales.


Beneficios:

1. Equilibra, mejora y amplía la libido sexual tanto en el hombre como en la mujer.

2. Mejora la calidad y eficacia de las erecciones, así como de las secreciones vaginales.

3. En el caso del hombre, se retrasa la eyaculación.

4. Ayuda a reconocer el reflejo eyaculatorio, haciendo que éste pase de ser una cuestión refleja a voluntaria.

5. Activa la circulación del área genital ayudando, así, a obtener más placer.

6. Se trabaja de manera integral, el cuerpo, la mente y el espíritu, a través del placer.

7. Aumenta la sensibilidad y el placer de tu cuerpo.

8. Incrementa los niveles de endorfinas, serotonina y oxitocina.

9. Proporciona orgasmos secos y múltiples. Fuente: Salud180.com