Bienvenidos

Gracias por elegirnos, enterate de mas novedades siguiendonos en las redes sociales.

Algo que no esperaba

Ya hace unos días que me cruce con Sandra, una chica que conozco hace mucho tiempo, ella es la típica chica que cualquiera le gustaría tener como novia, es alta, rubia con ojos verdes y cara de niña buena. Después del recuentro casi 6 años después, decidimos quedar un día a ponernos al día de como iban nuestras vidas, yo claramente acepte pero necesitaba unos días ya que acababa de regresar a la cuidad después de estar viviendo fuera un par de años. Después de unas semanas ordenando mi vida, encontré un hueco para invitarle a unas cervezas y que me contase que tal esta. agarre el teléfono y la llame, Sandra acepto, pero me pidió que las tomásemos en su casa ya que estaba su primo que había ido a pasar unos días. Antes de llegar a su casa pare a agarrar unas cuantas cervezas ya que se esperaba una tarde noche larga de cotilleos y no vendría mal algo fresquito para sobrellevar el calor de mi ciudad. Al llegar a su casa Sandra estaba sola, su primo Jorge había salido con unos amigos que conocía de otras vacaciones, por parte eso me gusto ya que podríamos estar mas tranquilos. Como en cada reencuentro después de tantos años, estuvimos hablando de trabajo de amores fatales y de lo cruel que puede ser la vida. Despues de habernos tirado horas vaciando el cajón de mierda, decidimos hacer un stop, ella se preparo unos cigarros especiales de esos que fuma y yo fui a por otra ronda de cervezas, porque aunque ya era casi de noche el calor era insoportable.


Al rato llego Jorge nos presentamos y se unio a la conversación desastre. Entre primos llenaron la habitación de humo de los porros, yo aunque no fumo tengo que reconocer que entre las cervezas y el humo iba colocado. Al cabo de un rato Jorge se quitó la camiseta por que el calor era agobiante y solo teníamos un triste ventilador barato que apenas podía aliviar nada, Sandra me dijo que me la quitara que no pasaba nada y por un poco de vergüenza no me la quite, ella se dio cuenta y decido darme un empujoncito y se quitó su camiseta quedándose en sujetador, yo la mire alucinado y no por lo que acaba de hacer si no porque tenía unos pechos perfectos, bajo la camiseta se intuía algo pero no esa perfección, al ver que me quede de piedra me dijo que pasa? Yo también tengo calor, Jorge se metió a su habitación a cambiarse y me trajo un pantalón corto, y me dijo póntelo así estarás más agusto y yo que ya había tenido pudor en quitarme la camiseta no iba hacerlo con el pantalón y me levante para cambiarme en algún cuarto y Sandra me tiro al sofá. Donde vas? Pues a cambiarme Venga va, no seas crio cámbiate aquí La verdad es que no me daba nada de corte cambiarme delante de nadie, ya que desde pequeño he jugado en equipos de futbol baloncesto y hasta practique artes marciales, siempre me cambie delante de todos, pero me daba cosa cambiarme delante de ella, era tan guapa que me cortaba, entre ella y yo nunca hubo nada ni siquiera ningún tipo de insinuación, pero Después de pasar este “mal rato” seguimos con la conversación pero a Sandra se le veía que las cerves y los porros le estaban pasando factura y decidio empezar con los chupitos.


Despues de unos chupitos con sus típicos brindis, decidi que no iba a beber mas, ya que el humo del los porros me estaba sentando un poco mal. Jorge, se despidió de nosotros nos dijo que se iba a dormir ya que quería madrugar para ir a la playa con los amigos. Nosotros nos quedamos un rato mas, aproveche uno de los hielos que sacaron para los chupitos para refrescarme la cara, Sandra me pidió que le pasase uno por la espalda con delicadeza le pase el cubito por la espalda viendo como se le erizaba la piel, pero la vida de ese hielo fue demasiado corta como para disfrutarlo un poco mas, ella se lanzo a por otro y dejándolo derretirse en su mano dejo caer unas gotas encima mia, enseguida me dio un escalofrio y dejo caer unas gotas sobre su pecho, al ver esa imagen pude notar como mi pantalón se apretaba, ella que parecía tener las cosas muy claras, echo la mano a mi pantalón y me dijo, Parece que te gusta, que juegue con el hielo Claro que me gusta Y solo te gusta esto? Me gustas tu entera, con hielo o sin el Te gusto? Claro que me gustas, siempre me gustaste Y por que esperaste tanto para decírmelo? No se, miedo supongo En ese momento se abalanzo sobre mi y me beso ardientemente, hay me di cuenta que habíamos perdido mucho tiempo. Entre confesiones de amor, el calentón de una noche de verano y el alcohol estuvimos tirados en el sofá besándonos y sobándonos, pero ya no podíamos aguantar mucho más y nos fuimos a su habitación Sandra empezó a quitarme la poca ropa que llevaba y la acompañaba con besos y lametones por todo el cuerpo, se tumbó encima mía, y froto su concha con mi pija mientras sus pechos frotaban todo mi cuerpo, entonces se sentó encima y empezó a moverse como si me estuviera cogiendo, yo miraba su cara angelical y esos pechos tan perfectos y me puse realmente cachondo, se los acaricie, los agarre, los bese y le di algún cariñoso mordisco que a ella le pareció gustar, en un momento de extasis me dijo que sentía que yo la tenia apunto y se bajo a darme una increíble mamada,se la metia de la punta hasta los huevos, se la tragaba enterita y puedo decir que su garganta era profunda ya que me pija mide unos 20 centimetros, cada vez que se la metia al fondo podía sentir como golpeaba su garganta y eso me hacia explotar de placer.


Sandra se tiro un buen rato con la mi pija metida enterita pero de repende se la saco y me dijo ahora me toca a mi, la tumbe boca arriba, me eche encima suya para besarla, morderle el cuello y asi fui bajando, en ese momento me pude recrear en esos pechos que llevaban toda la noche poniéndome cachondo, no tuve reparo en lamerlos y morderlos, me encantaba escuchar como gemia con cada mordisco, poco a poco fui bajando hasta llegar a esa rica concha, después de la mamada que me había regalado me dedique a devolverle aquel regalo, según se lo comia ella me agarro de la cabeza y la apretó contra ella, no paraba de gemir y suspirar, eso me puso mas cachondo, le daba suaves chupetones, le metia la lengua al rato le levante un poco las piernas y también le comi un poco el culo entonces escuche el gemido mas dulce que oí jamás, en eso me agarro la cabeza y me llevo hacia ella, me beso ardientemente, métemela, me dijo hiperventilando, acerque mi cintura a la suya y empuje, entro de golpe y casi entera, me agarro de la espalda y me araño, creyendo haberle echo daño le pedi perdón y me dijo cállate y cogeme, me abrazo con sus piernas y empujo mi cuerpo contra ella, empece a cogerla fuerte, quería metérsela entera y que gimiera, me encantaba como lo hacia, era un gemido sincero de los que te dan ganas de acabar solo escuchándolo, yo le daba hasta el fondo y sentía que le encantaba, me agarro el culo ayudándome con las embestidas, al cabo de unos minutos bajamos el ritmo un poco para agarrar aliento, ella para apartarse un poco el pelo, cuando vi que ya estábamos mejor y sin avisar volvi a metérsela de golpe, ella no se lo esperaba y gimio tan fuerte que mas de uno lo tuvo que escuchar.


Le coji las piernas abriendoselas un poco mas para que entrase y saliese entera, enseguida cogimos el ritmo, ella quería que la metiera hasta el fondo, y por eso abrazaba mi cuerpo con sus piernas, en seguida volvi a sentir sus manos en mi culo empujando con fuerza aunque alternaba para tocármelo un poco, en un momento note como Sandra intentaba buscarme el ano, me sentí extraño aunque demasiado cachondo como para darle importancia, mientras se la metia me acercaba hacia ella para sentir sus pechos contra mi y oir esos gemidos mas cerca de mi oído, pero esa postura pareció serle mejor para tocarme el culo y sentí como intentaba introducir el dedo, yo iba a intentar esquivar esa postura cuando me dijo que culito mas cerrado tienes, el tono con el que me lo dijo me puso a cien, nadie te lo ha abierto? En ese momento me quede blanco y cuando reaccione le dije que no, que no era gay ni bix, cariño que lo hayas probado no significa que lo seas, esto enfrio bastante el tema y Sandra lo noto y quiso apartar el tema, con un movimiento de cadera se metio casi toda mi pija y yo que no quería que acabara mal segui con la cogida, enseguida volvió a agarrar la excitación del principio y empezamos con los gemidos y la cogida hasta el fondo, enseguida volvió a cojerme el culo y siguió tocándome el ano, la verdad es que eso no me importaba por que me gustaba, asi puedo? Me dijo, si asi si, asi me gusta, a lo que ella sonrio y se metio el dedo en la boca y lo lamio como había hecho con mi pija, a quien no le pone eso, Sandra volvió a pasarme el dedo por el culo ahora lubricado y enseguida consiguió meterme un poco el dedo, yo sin decirle nada intentaba sacarlo a base de embestidas mas fuertes, pero eso le puso aun mas cachonda y se agarro a mi si que pudiese hacer otra cosa que metérsela. Despues de un rato ya empece a no sentír molestia por tener el dedo de Sandra en mi culo y me pregunto de verdad nunca lo probarse? Y le dije que no.


Y nunca te lo has planteado? A lo que intente escaquearme preguntándole a ella si había probado con otras chicas a lo que ella me contesto que si, la verdad es que me dejo sin palabras y encima esperaba la respuesta, le dije que no, que no me lo había planteado nunca, porque? No se no es algo que uno se suela plantear, ni siquiera he hecho un trio, Sandra se quedo sorprendida, bueno no pasa nada me dijo y se dio la vuelta y me dijo métemela a cuatro patas sin pensárselo se la meti, pero mientras se la metia veía ese culito tan redondo y me entro las ganas de cogermelo y le pregunte si a ella le habían cogido el culo, y me dijo que si, que si quería cogerme su culo, uff me encantaría le dije, Sandra se dio la vuelta me ensalivo toda la pija y me dijo vamos métemela, apunte con mi pija a su culo y fui apretando estaba cerradísimo y el placer era increíble, me tumbe encima de ella y poco a poco se la fui metiendo, de repende entro toda la cabeza de golpe y note como si descorchara una botella, ella gimio y esta vez si que era de dolor, le dije que si no quería no pasaba nada, ella me dijo quiero que me cogas el culo pero me tienes que prometer algo, en ese momento solo pensaba en la forma de no sacarla de ese culito tan cerrado y acepte, dime que quieres que te prometa? Que un dia lo probaras estando yo delante, me quede confuso no entendia por que quería que probase pero como dije antes no quería sacarla de su culo a lo que acepte, ella aprovo y moviendo la cadera hacia mi hizo fuerza para que fuera metiéndosela, era increíble sentir ese culo tan cerrado, notar como poco a poco se iba tragando toda mi pija, al mismo tiempo que dejaba escapar esos gemidos de dolor mezclados con placer, poco a poco con golpecitos suaves iba metiendo la pija en su culo, le cogi de sus tetas y me dio tanto placer tenerla en esa postura tan sometida a mi que el placer pudo conmigo que apreté mi pija tan fuerte contra ella que entro todo lo que quedaba de golpe, ella grito, apartando su culo hacia la cama yo quede quieto con toda la pija dentro, me acerque para besarla, para que sintiera mi aliento en su nuca. Sandra rápidamente reacciono y empezó a mover su cadera metiéndose y sacándose mi pija, no tenia limites.


Le pedi que se diera la vuelta que quería metérsela mientras miraba su cara, entonces le levante las piernas y se la meti, Sandra tenia una cara de placer inexplicable, cualquier hombre podría acabar solo mirándole la cara, era increíble, empece a metérsela en esa postura disfrutando de esa cara de placer, enseguida abrazo mi cuerpo con mi piernas y volvió a cojerme el culo, pero esta vez quise agradecerle el anal y le pedi que si quería meterme el dedo podía, ella solto una sonrisa y me dijo a que te ha gustado? Y yo le pregunto el que metertela o que me metas el dedo? El dedo lo otro ya se que te ha gustado, pues la verdad es que si me gusto y le sonrio en ese momento empezamos a aumentar el ritmo ella no paraba de gemir y se entretenia con mi ano, en un momento quiso meter dos dedos y al metérmelos tan fuerte hizo que le metiera la pija hasta el fondo, me pidió que me quedase quieto, quería jugar un poco con mi culo, yo estaba experimentando y ella quería jugar, me metio y me saco los dos dedos una y otra vez, intento meter el tercero y con cuidado lo consiguió, me pregunto que si me dolia y le dije que aunque notaba un poco de calor estaba bien, en eso extendió la mano hacia la mesa y del cajón saco lubricante, le pregunte por que no lo había sacado antes para ella me dijo que le gustaba asi, Sandra se unto los dedos y siguió jugando la verdad es que me gustaba pero notaba como mi pija bajaba, en ese momento noto que utiliza las dos manos para, con tres dedos agrandarme el culo, cada vez lo notaba mas abierto y el calor se iba, pero aunque me gustaba yo quería cogermela, asi que empece a metérsela de nuevo, ahora estaba flácida y ella ya no gemia como antes pero los suspiros eran suficientes como para ponerme la pija dura otra vez, ella seguía con las piernas abrazandome la cadera ya que asi llegaba mejor a mi culo, en cuanto mi pija volvió a estar dura empece a darle fuerte como a ella le gustaba, ella estaba intentando meter el cuarto dedo yo ya no creía que pudiese pero me los metio, sentí que eran dos de cada mano, ahora si lo tienes abierto me dice, estas contenta ya lo conseguiste, yo te lo abri a ti y tu a mi, y me dice si, me gusta en eso que noto como estira todos sus dedos hacia fuera para abrirme el culo al maximo, no pude aguantarme y solte un gemido de dolor, Uff me pone mucho abrirte el culo En ese momento aun notaba el dolor y no supe que decir, asi que me acosté sobre ell y le dije al oído, me encanta que pongas cachonda conmigo.


Despues de intercambiar algunos besos mordiscos, le saque la pija de su culo y me quede encima,,, Ya quieres terminar? No claro que no, solo estaba cogiendo aire haha Esta vez se la meti en la concha, ya que sabia que no me quedaría mucho para acabar y quería estar mas cerca para acabar en sus tetas. Poco a poco empece a darle fuerte aunque espacio, ella no había parado de gemir en toda la noche, es algo que me mantenía la pija a tope, me tumbe sobre ella, sentía grandes tetas en mi pecho, escuchaba sus gemidos muy cerca del oído, Sandra agarro una de mis manos que apretaba cada vez que se la metia, poco después me agarro la otra fuertemente, entonces bajo las piernas y las cerro encima de las mias, en esta postura ella tenia la concha super cerrado, dándome aun mas placer, cariño quieres que te meta el dedo otra vez? Metemelo, me gusta ver tu cara cuando lo haces, ella sonríe y cuando voy a soltar una mano para que pueda hacerlo ella me las agarra bien fuertes, me quede extrañado, de repente noto como un dedo se mete de golpe en mi culo, como? Que pasaba? Jorge me estaba metiendo el dedo en el culo, intente moverme pero Sandra me tenia agarrado y Jorge con la otra mano impedía que me moviera, mire a Sandra y ella me dijo, ahora no finjas me has dicho que te gusta, claro por eso esa dedicación por abrirme el culo, Jorge me metia y sacaba el dedo hasta el fondo y aunque ella me llego a meter cuatro el era mas bruto, Sandra intento que me “relajara” empezó a mover la cintura para metérsela, pero yo quede parado, Jorge échale lubricante, le dice y se abalanza sobre la cama para alcanzar el gel, en ese momento aproveche para decirle, cabrona lo tenias todo pensado, no, yo solo quería coger contigo pero nos desnudamos en el comedor y,,,,, En eso noto el lubricante caer por mi culo, Jorge lo extiende con sus dedos hasta que vuelve a introducir el dedo de golpe, a lo que respondi mordiendo el cuello de Sandra, parece que le ha gustado, tranquilo cielo solo te quedan tres dedos mas, cuando me dijo eso quise salir corriendo, ya que para mi un dedo de Jorge era una mano de ella, con su dedo metido en mi culo Sandra acercaba su boca a mi odio y me decía, disfrutaste abriéndome el culo? te gusto oírme gritar? Te puso cachondo hacerme daño eh? A lo que yo asenté con la cabeza, tranquilo a mi también me gusto que me cogiera fuerte, ahora solo quiero devolverte el placer, esas palabras me hicieron recordar lo que me gusto darle por el culo y me volvi a poner cachondo, en eso Sandra le dice a Jorge metele otro que se esta empalmando, y sin pensarlo me metio otro, era tan bruto que decidi mover yo el culo para suavizarlo y asi de paso cogerme a Sandra, el ritmo era lento pero creo que a todos nos gustaba, Jorge volvió a por mas gel, al levantarse le pude ver la pija.


estaba desnudo y aunque no la tenia empalmada se la veía grande, se sento enfrente de la cara de Sandra y le puso la pija en la cara ella se la chupo, en pocas lamidas pude ver como crecia, Sandra me invito a chupársela pero no acepte, Jorge se aparto y dijo tranquila aun queda mucha noche, se puso tras de mi y me echo mas gel, me volvió a meter los dos dedos y con ellos dentro de mi se acerco a Sandra y la beso, al acercarse pude notar su pija en mi espalda sentí un escalofrio, ellos se dieron cuenta y Jorge antes de apartarse me dijo al oído relájate,, y continuo metiéndome los dos dedos, al cabo de unos minutos me fui relajando y volvi a metérsela la verdad es que casi estaba flácida y entre los dos me pidieron que levantase el culo, en ese momento Sandra se coloco debajo mia metiéndose mi pija en la boca y dejándome su concha a mi disposición, le estaba comiendo la concha, mientras al mismo tiempo me comían la pija y me metían dos dedos en el culo, eso me estaba gustando, Jorge con sus dos dedos separo mi culo haciéndome el ano mas grande, algo le dijo a Sandra que no pude entender, pero comprendi enseguida Jorge empezó a comerme el culo, no me lo podría creer, me estaban poniendo tan cachondo que me estaban haciendo olvidar el mal trago de antes, Jorge alternaba lengua con tres dedos que hacían dilatar mi culo, cuando mi pija estuvo a tope otra vez. Sandra dio la vuelva y me pidió que se la metiera, me tumbe encima y ella me abrazo con brazos piernas y se quedo esperando su racion de pija, sin pensarlo se la meti de golpe y cuando iba a empezar a darle fuerte Jorge me interrumpio comiéndome el culo, me hizo ir mas despacio, se tumbo sobre mi dejando las 3 cabezas juntas, Jorge besaba a Sandra y ella a mi pero en un descuido nosotros nos besamos, yo aparte la cara pero Jorge ataco subiendo un poco su cuerpo y apuntándome con su pija en mi culo, pude notar en mi culo algo caliente y extremadamente caliente, estas preparado? Le pedi por favor que no, que por hoy estaba bien, Sandra salto con que se lo había prometido, y le dije que si pero que era mucho para hoy, Jorge , que pasa tienes miedo que te duela? Claro que lo tengo cuando se la metiste a Sandra bien que te gusto que le doliera, hay no supe que decir y Jorge aprovecho para pasarme su pija por todo el culo, tranquilo que si te duele paramos, como pude asenté con la cabeza, empece a notar como Jorge pasaba toda la pija por mi culo, Sandra se salio de debajo mia y me puso la concha en la cara, la verdad que comer esa concha al mismo tiempo que la escuchaba gemir me aliviaba en cierto modo, Jorge se volvió a levantar a por el gel para darme mi ultima dosis, veo que te gusta chupar, anda chupamela un poco, cuando me gire para decirle que no, pude ver que tenia un pollon, mucho mas grande y gordo que el mio, sin saber por que me la meti en la boca y casi no me entraba era de actor porno, mientras se la chupaba, me echaba el gel después de haber vaciado casi el bote se subio encima de mi culo, dejando caer su nabo encima mia, pude notar como me cubria todo el culo, me entro miedo pero después de frotarse contra mi unas cuantas veces, Sandra me agarro de la cabeza para que no parase de comerle la concha y Jorge aprovecho para guiar su pija hacia mi culo, sin llegar a meterla mantuvo su capullo en la puerta de mi culo, con movimientos circulares intentaba hacerse el hueco, poco a poco dejaba caer un poco el peso y yo sentía como mi culo se abria sintiéndolo arder, Metesela!! Sandra quería que me la metiera ya pero aun no estaba listo para semejante pija, pero eso dio igual Jorge hizo fuerza y de un golpe me metio todo el capullo, grite de dolor pero Sandra se encargo de taparme la boca con su concha, Dios como me pone esto!! Dice Sandra, vamos no pares, Jorge la volvió a sacar y de un golpe me la metio otra vez, yo volvi a gritar, mi culo ardia, era imposible que semejante rabo me entrase en mi culo, Vamos!! Grita, y empieza a meterme y sacarme el capullo como si nada, si eso me gusta mas, yo también quiero dice Sandra y se tumba encima mia, Jorge tiene para elegir va intercambiando culos, pero cada vez que se la mete a ella grita de dolor pero poco a poco nos vamos acostumbrando, pero el no se iba a conformar solo metiendo la punta asi que cambiamos la postura.


Sandra abajo yo en medio y Jorge arriba, el nos abrazo y después de metérmela punta, empujo fuerte hasta meterme casi la mitad de la pija, no pude hacer otra que cerrar la boca y suspirar fuertemente aguantando aquella pija dentro de mi, después de varias embestidas Jorge se dio cuenta que en esa postura no entraría toda entera, me pidió que me diera la vuelta. Sandra se sento encima de mi boca y agarro mis piernas, el coloco su pija en mi culo y de un golpe me metio la mitad, gemi al mismo tiempo mordia la concha de Sandra, te gusta verdad? Ese comentario gusto a Jorge que me la saco y metio de un golpe, con la concha de Sandra en la boca era difícil quejarse o pedir que parara, en los siguientes minutos fueron una monotonía de embestidas cada vez mas fuertes y mas profundas, mi culo aunque ardiendo, parecía acostumbrarse a esa pija y disminuyeron a lo que Sandra contesto bajando la cabeza hasta mi pija flácida, se la metio y comenzó a chupar y chupar, según iba empalmándome, sentía mas gusto en mi culo y conseguia relajarme, Jorge que llevaba un rato cogiendome me la saco y se la metio a Sandra en la boca, en seguida comenzó a intercambiar pijas, hasta el momento que se las metio las dos, tenia mi pija tocando la de el, pero por poco enseguida la saco para metérmela de nuevo, en ningún momento me la consiguió meter entera y Sandra se dio cuenta cuando le toco la pija a Jorge mientras me la metia, noto que aun faltaba casi la mitad, quiero que se la metas toda, dijo ella, en ese momento Jorge me agarro de las piernas y me cogio todo lo fuerte que pudo, con cada embestida notaba como mi culo se abria, a pesar de esa cogida yo apenas sentía dolor, empezaba a sentir el placer que esa pija me estaba dando, en ese momento sentí que el dolor ya había pasado y le pedi a que me cogiera bien fuerte y Jorge no lo dudo, empezó a embestirme fuerte y profundo hasta que consiguió metérmela entera, estaba gustando tanto que le pedi cambiar de postura, el se tumbo boca arriba y yo me sente sobre su pija, empece a metérmela hasta el fondo, fuerte y rápido eso a los dos les puso muy cachondos ya que Jorge empezó a suspirar fuertemente y Sandra se coloco delante mia regalándome unos sabrosos besos al mismo tiempo que me meneaba la pija, al poco empezamos a notar que Jorge estaría cerca de acabar, me vais a dar vuestra leche? Contesto Sandra y se bajo a comérmela, aunque yo llevaba toda la noche de subidas y bajadas sabia que tampoco aguantaría mucho a si que me deje llevar, Jorge empezó a gemir como un loco estaba claro que estaba apunto pero no tanto cuando me lanzo toda la leche dentro de mi culo, segui un poco mas pero note que su pija se ablandaba, quedándome sentado sobre su pija me recosté un poco hacia atrás afreciendole toda mi pija a Sandra que no tardo en darle ritmo, después de unos minutos avise la avise que iba a acabar y ella se la metio entera, solte toda la leche directamente en su garganta, había soltado una cantidad enorme de leche que ella se encargo de tragarse toda, cuando se saco mi pija nos tumbamos y Jorge vino a terminar de limpiarme la pija, me la limpio tanto que enseguida se me puso algo dura siguio hasta que consiguió sacarme los últimos chorros de leche que me quedaban. Despues de ducharnos nos tumbamos en la cama y hablamos de la experiencia, todos coincidimos en que tendríamos que repetir, aunque Jorge me pediría que la próxima vez seria el quien probase mi pija.