Bienvenidos

Gracias por elegirnos, enterate de mas novedades siguiendonos en las redes sociales.

Mi primera experiencia bisexual

Hola mi primer relato de como fue mi primera vez como bisexual, en aquel entonces tenía 26 años, soy de 1.69 de estatura, moreno claro delgado, fue un jueves, regresaba del trabajo y decidí ir a dar una vuelta en el centro histórico de Oaxaca mientras habrían un bar al que comúnmente iba en el que ponían algo de música alternativa, como eso de las 11 de la noche, me dirigí al bar y cuando entre ya un grupo de reggae tocaba algo de gondwana, me dirigí a una de las salas que tiene el bar y compartí sofá con una pareja de chavitos que no paraban de besarse y un seño muy educado de tez clara, complexión media y muy bien vestido, pedí mi cerveza y comencé a disfrutar de la música, más tarde compartimos opiniones sobre el grupo que tocaba y poco a poco tomamos confianza, platicamos de música y nuestra profesiones.


Cerca de las 2 de la mañana me despido a lo que me dice que él también se va y salimos juntos, me despido nuevamente y ofrece llevarme, acepto su propuesta y ya en su carro me invita a seguir la fiesta en su departamento, le digo que se oye tentador pero que quizá otro día, me dice que me anime y tono de broma me dice habrá de todo, whisky, música, drogas, sexo y ríe, de igual forma bromeo y le digo entonces si voy, a su insistencia le comente que iría solo un momento ya que al otro día trabajaría Efectivamente en su casa escuchamos buena música, tomamos buen vino y tras pasar charlas de todo un poco llego el tema de las mujeres y el sexo, él poca actividad sexual ya que era divorciado yo igual ya que mi novia radicaba en Veracruz, comento algo sobre pedir una dama a la casa y tener un trio con ella, a lo que respondí que no, ya que en lo que llegaba serían las 4 de la mañana, el comento que no me diera pena ver o que me vea otro hombre; conteste que no era eso, que no me asustaba y que incluso ya había hecho un trio, me dijo, francamente quisiera tener sexo contigo, disculpa el atrevimiento….. me quede muy sorprendido, me puse muy nervioso y mi verga se erecto de inmediato sentía muchos nervios y excitación, confieso que antes ya había imaginado tener algo así con alguien pero me tomaba de sorpresa Se acercó a mí me dijo podemos pasarla bien me quiso tomar de la mano pero la hice aun lado, me invito a sentarme en su sala porque estábamos en una especie de cantina, fuimos a su sala y me dijo varias cosas para convencerme, me termine la copa y le pedí otra, me la sirvió le pedí un agitador fue a la cantina por uno pero según no encontró y cuando regreso, u sorpresa traía la verga dentro de mi copa agitándola, me dice disculpa pero no encontré otra manera mejor de moverla.


Me sorprendí una vez más, al ver la escena me puse muy caliente, me la dio, la agarre y nos quedamos en silencio yo dudando si tomármela y el mirándome, me decidí y la bebí, cuando el vio esto se acercó aun con su verga afuera y la pego a escasos 3 centímetros de mi boca, lo pensé un par de segundos y enseguida saque la lengua para ponerla en la punta de una verga como de 18cm algo chueca y con circuncisión saboree aun con sabor a licor, no aguante más y me metí ese trozo de carne caliente a la boca, lo hice como si fuera experto trate de hacerlo como lo imaginaba y al parecer lo hacía bien pues el tipo solo gemía de placer Acto seguido me tomo de la cabeza y prácticamente me cogía por la boca, después se bajó todo el pantalón y se sentó en el sofá, me hinque delante de él y seguí mamando ese manjar, no lo podía creer que estuviera sucediendo, no podía ni tocar mi verga pues si lo hacía acabaria en seguida, me comenzó a guiar para que sintiera mejor placer, le chupe los webos, el tronco, trate de meterla toda en mi boca sin lograrlo, pidió que me acostara en el sofá, se subió sobre mí y puso su vergota en mi boca en un mete y saca, después de unos minutos me dice “quieres semen” le dije siiii se puso de pie, me hinque y se corrió en mi boca y parte de mi cara, yo no trague el semen pero sentí su sabor dulzoso, el solo gemía de placer mientras yo se la jalaba para sacar hasta la última gota de semen, saque mi verga de mi pantalón la acaricie solamente y me corrí como nunca Después de eso tomamos una copa más y me retire de su casa no sin antes darnos correos y teléfonos para seguir en contacto, así inicio mi vida como bisexual, ya después tuvimos muchos encuentros más cada día fueron cosas raras excitantes y nuevos conocimientos para dar y recibir placer en el sexo.