Bienvenidos

Gracias por elegirnos, enterate de mas novedades siguiendonos en las redes sociales.

Cosas que pasan en una oficina

Hola me llamo Lola, y me gustaría relataros mi vida, una vida que todos llamaríamos normal, pero que dada las épocas en que transcurrió está plagada ahora de un regusto amargo por muchas cosas que no me pasaron. La rutina de mi vida es la que la mayoría de las mujeres de mi edad (64) nos ha tocado pasar en este país, pasar nuestra juventud en un país aún rémora de los prejuicios y de los años de la dictadura, donde las libertades poco a poco se iban recuperando, pero que todavía estaba muy lejos de ser el país de libertades que es hoy…bueno tampoco para echar cohetes…claro. Pues en un pequeño pueblo, cerca de una pequeña ciudad en una lejana provincia allá por los 70 y 80 las mujeres poco podíamos hacer, acabar unos estudios, las que podían y ya en casa te metían prisa para casarte y criar a los hijos, y claro casarte nadie esperaba ningún príncipe azul, el hombre elegía y nosotras poco margen teníamos… Así pasaban los años, un trabajito para ir tirando entre embarazo y embarazo, la casa, los niños y pocos alicientes, la vida pasa, los niños crecen, los matrimonios se convierten en esa rutina monótona, para las que tenemos la suerte de que sea así y no aguantar al típico hombre putero y agresivo, que sí siempre hubo. En el matrimonio soy de las quizá afortunadas, mi marido es cariñoso y bueno, y nuestro matrimonio siempre fue bien, con las estrecheces de la clase media, con los problemillas de fin de mes, de las pubertades de nuestros hijos, pero poco mas, una vida feliz o lo que siempre nos enseñaron que es una vida feliz.


Con 19 añitos y mis estudios de auxiliar administrativa empecé a trabajar en una empresa, en la que he tenido la suerte de pasarme toda mi vida, hasta mi reciente jubilación, si también aquí he sido afortunada, ya veis, era lo máximo a lo que una mujer aspiraba, un trabajito, un novio, en aquel mundo de hombres la oficina era una guerra mas, debo decir aquí que si era muy guapa, y presumo de que aún lo soy, bajita 1,60, pero con cuerpo bonito, me gustan mis piernas, unas tetas grandes y aún hoy duras, y un bonito culo, me gusta presumir, y reconozco que siempre me gusto cuidarme e intentar estar guapa, y tras tres embarazos lo he seguido manteniendo. En la oficina era consciente de las miradas, y en aquellos tiempos en que hablar de acoso sexual en una oficina te podía generar un bofetón y desde luego un despido, reconozco que atraía muchas miradas y esquivé muchas insinuaciones y situaciones que podrían ser comprometidas. Con 20 años me casé, con mi novio de toda la vida, como tenía que ser, y con 21 nació mi primer hijo, ya había hecho todo lo que una mujer podía aspirar…y los años pasaban. Rondaba ya los 50, en mi trabajo todo seguía normal, un día llegó una nueva compañera, Julia, debo decir que era imponente, de unos 25 años, alta, 1,75, un tipazo, con una cara preciosa, una melena negra y unos ojazos de infarto, todas sabéis lo que se piensa cuando un bombón así empieza en una empresa…sobre todo cuando los jefes como siempre son hombres.


Mi jefe, nos la presentó el primer día: -Chicas os presento a Julia, es nuestra nueva compañera, Julia es especialista en informática y la hemos incorporado para que nos ayude a entrar en l siglo XXI, estamos muy atrasados en el tema informático y en los nuevos tiempos Julia os resolverá cualquier duda y nos ayudará a implementar los nuevos programas y equipos…bla, bla, bla Bueno la verdad es que todas la miramos con recelo, una oficina de cincuentonas no teníamos forma de competir con este bollazo, que además sabía informática…quien mas quien menos nos imaginamos lo peor…los primeros días fueron tensos corrillos en la máquina del café, miradas de reojo, todas pensábamos que esta mujer nos pasaría por encima en un abrir y cerrar de ojos. La verdad, es que como siempre, no podemos hacer juicios antes ver la realidad. Julia resultó ser una muchacha encantadora, las primeras semanas las dedicó a darnos cursos y charlas sobre los nuevos programas, resolvía nuestras dudas con una amabilidad y un encanto increíble. Las mujeres sabéis que somos capaces de juzgar la hermosura, la sensualidad entre nosotras sin ningún vicio oculto, los comentarios entre nosotras iban de lo guapa que era, lo bien que vestía, que elegancia, que modelitos mas lindos. La miraras por donde la miraras nunca podías dejar de pensar que era perfecta. A mí personalmente lo que mas me llamaba la atención era su amabilidad, siempre tenía una sonrisa, atendía nuestras dudas sin un reproche, y la verdad mucha paciencia tuvo con todas, y al poco la aceptamos como una compañera mas, ya no teníamos secretos entre nosotras, nos hablamos de nuestras familias, criticábamos a nuestros jefes….todo lo que un grupito de compañeras hacemos en nuestro trabajo.


En los hambres de la empresa, lógicamente, su llegada no pasó desapercibida, hacia ya muchos años que nuestro departamento no ataría tantas visitas masculinas, -Julia, me falla la impresora. -Julia, como se pasaba de archivo la cuenta de proveedores a deudores. -Julia se me colgó el ordenador. A pesar del aumento de confianza, de Julia no sabíamos mucho, una mujer moderna, independiente, sin cargas, con piso propio, sin novio, los lunes nos contaba que si había salido el sábado, que si se había ido a pasar el finde semana a esquiar…todo lo que nosotras nunca habíamos podido hacer pero estaba adoptada era como nuestra niña… La verdad el clima era muy ameno, nos reiamos todas viendo como los hombres perdían los ojos en su escote o seguían su culo con la mirada… -Julia, abróchate que a Juan el financiero le van a caer las gafas en tu escote… -Julia, vamos a resbalar con las babas de Pepe el de recepción cada vez que te ve… Una tarde, estábamos las dos solas en la oficina y la llamó Don José, uno de los jefes de la empresa, debo decir un cerdo, todas lo conocíamos y todas sabíamos de que pie cojeaba… No esperaba que sucediera lo que pasó a los pocos minutos Julia pasó a mi lado llorando y corriendo hacia los servicios…, detrás Don José, que al no esperar verme allí se paró en la puerta, y con escueto “Hola Lola que tal?” se dio la vuelta y salió por donde había venido. Extrañada me levanté y me fui hacia los baños, entré y me encontré a Julia enfrente al espejo, llorando como un Magdalena…lo primero que pensé “Dios Mío la han despedido?”. -Julia, cielo, que te pasa? -Nada Lola, déjame. -Pero niña, que pasa, la gente no llora cuando pasa nada, dime… -Que te digo que nada, por favor déjame… No pude resistirme a esa imagen, podía ser mi hija, la giré hacia mí y le separé el pelo de la cara, por donde caían inmensos lagrimones de sus preciosos ojos, rojos ahora por el llanto.


Con mi pañuelo limpié sui cara y la atraje hacia mí dándole mi hombro para llorar, sus llantos se mezclaban con balbuceos… No sé, me notaba consolando a mi propia hija, acaricié su espalda y la atraje hacia mí dejando que ella también me abrazara…. -Dime cielo a ver cuéntale a mami Lola que pasó. -Joder, ese cabrón me ha tocado el culo…me ha manoseado Lola… Bueno, tristemente, lo intuía y me parecía que había tardado demasiado…todas habíamos recibido alguna nalgada de Don José, era uno de los jefes, y todas sabíamos que tenía que ser así, era lo que habíamos tenido toda la vida… -Bueno, Julia…ya Don José tiene la mano muy larga…pero con una mirada ya le frenas…no te preocupes… -Que no me preocupe Lola?, el que va a tener que preocuparse es él… -Como?... - De momento se queda con la ostia que le di, y se va a cagar…Lola no es cuestión de una mirada y de bajar la cabeza…joder las mujeres tenemos que hacernos valer…no podemos consentir esto… -Julia, pero este hombre no va a más, un consejo, déjalo estar…ya está seguro que el no dirá nada del bofetón y punto…no te juegues el trabajo por eso… -No Lola, a mi no me toca nadie que yo no quiera, y lo siento si a vosotras os lo ha hecho, coño estamos en otros tiempos, mañana mismo lo arreglo…. -Venga Julia, tranquilízate, es mejor que lo pienses en frio, ya verás como no tiene mayor importancia, cuando lo pienses como que un viejo verde te tocó el culo hasta te reirás, y además hija, que mas quieres le has dado una bofetada mas de lo que ninguna de nosotras se atrevió nunca.


Ya ... Lola, yo no soy así, me voy a casa…lo siento… -Espera, quieres que te acompañe? Podemos tomar una tila por el camino y así te relajas un poquito estás muy alterada… -Bueno como quieras…yo me voy ya te espero abajo… Salimos del baño y Julia se marchó hacia la salida, cogió su chaqueta y sin apagar el ordenador, yo me quedé arreglando mi mesa y apagando los ordenadores cuando apareció Don José: -Hola Lola, y Julia ya se encuentra mejor? Que está en el baño? -No Don José acaba de salir… -Ah bueno sí se debe encontrar mal no? Debe estar en esos días de las mujeres no? Jeje -Supongo Don José no sé… -Vale, bueno Lola, usted se va también? No se preocupe de las luces yo me quedaré un rato, hasta mañana. -Hasta mañana Don José. A unos metros del portal, esperaba Julia, fumaba un pitillo con nerviosismo… -Joder, Lola, perdona fui muy dura contigo, pero es que me joden tanto estas cosas, coño nos tratan como ganado, no quise ofenderte, seguramente tu has tenido que tragar con esto… -Si y no era tan guapa como tú… -jajaa -reimos, daba gusto oír su risa… -Venga Lola, si aún estás muy bien… -jaja, pero niña, compáranos….hace tiempo que no atraigo ni una mirada…jajaja -En serio Lola, no voy a consentir esto, es más no puedo pasar un día mas trabajando con este tío… -Pero cielo, ya verás como no vuelve a suceder, y no sacrifiques este trabajo, es bueno, y aquí si quieres tendrás un futuro, mira yo llevo mas de 20 años… -No Lola, yo no me quiero ir, pero voy a hacer que se valla él. -Pero Julia, es un jefazo, que le vas a hacer ni el sindicato te va a defender, lleva aquí toda la vida, es intimo del director, y tiene muchísimos contactos en la central de Madrid.


Caminábamos del brazo, casi sin rumbo, la tarde noche era fresca y supongo que encogidas nos acurrucábamos mutuamente para no dejar escapar el calor y como si entre las dos pudiésemos vencer la resistencia del viento… Entramos en un bar, una bonita cafetería con un amplio ventanal desde el que se veía el paseo marítimo…pedimos un café con leche para mí…Julia pidió una manzanilla… -Vaya Lola, lo siento te estoy dando la tarde… -No te preocupes cielo, si yo no tengo nada que hacer, ya ves además salimos una hora antes de la ofi… -jaja reímos… -Bueno Julia, relájate ya pasó todo, no le des mas vueltas…desgraciadamente estas cosas pasan, cada vez menos, pero olvídalo,… La verdad, aunque ya llevábamos una temporada juntas en la oficina, me di cuenta de que no habíamos intimado mucho, me habló de su vida, sus padres, lo que le había costado estudiar y lo que le costaba llevar una vida independiente, con su familia presionándola para que se casase, para que tuviera hijos, era una mujer muy fuerte, con las ideas muy claras, quería despuntar como profesional y demostrar a la gente que era una mujer formada y que podía conseguir en la vida lo que se proponía…Lo de hoy la había humillado, las lágrimas le asomaban a sus ojitos cuando hablaba del tema… Viéndola así, me daban unas ganas tremendas de abrazarla, de acurrucarla en mis brazos como si fuera mi hija, de besarla dulcemente en sus mejillas, el viento y los lloros habían revuelto su melena que caía sobre sus ojos, instintivamente alargué mi brazo y aparté su pelo de su cara, uffff, saltó una chispa al contacto con mis dedos….jajaja…nos reímos… -Por Dios, Julia, si que estás enfadada estás eléctrica…jajaja Su mano agarró la mía y la acerco a sus labios, la besó… -Jaja, venga Lola, sabes que contigo no.


Eres tan buena…. Al notar sus labios, no sé…sentí algo extraño, como otro calambre, como un escalofrío…difícil de explicar…solo pude sonreír…supongo que con cara de tonta, desconcertada, no me esperaba eso, sus manos cogieron la mía y la acariciaban dulcemente… -Bueno Lola, ya está bien, tienes que ir a tu casa…te estarán esperando tu marido y los niños… Era verdad, se me había pasado el tiempo como si no me hubiera enterado, pero la verdad es que me había encantado compartir este rato con ella, me había encantado oírla, mirarla, la admiraba como mujer de su tiempo, como una mujer que había conseguido lo que yo nunca había podido ser…Se me pasó por la cabeza… -Julia, no me apetece que te vayas sola a tu casa, por que no vienes a cenar a casa? Supongo que la invitación le sorprendió, pero creo que le agradó, salvo la primera negativa de educación cedió fácil…me daba una pena enorme dejar a esta niña sola después de lo que le había pasado… -Pero Lola, no tendrás comida para todos,…además aparecer así de repente… -No te preocupes…cielo…le diré a mi marido que hoy cene en pantalones en vez de en calzoncillos…jajaja Me gustaría explicar la cara de bobos que les quedó a mi marido y a mis hijos cuando vieron semejante mujer…no les había avisado de que iba (en aquella época no había móviles…jeja), y la imagen de mis hombres espatarrados en el sofá, poniéndose firmes, arreglándose el pelo, jajaja…eso es impagable… -Bueno Julia, te dejo aquí con ellos y yo voy a preparar la cena. -Por Dios Lola, déjame que te eche una mano.


Nosotros también –gritaron a coro mis hombres- -jajaja. Vaya Julia tendrás que venir mas a menudo, no conocía yo el truco para que estos me ayudaran a cocinar, jajaja. Bueno, la cena transcurrió genial, Julia se reía con mis hijos, con mi marido, conmigo…ciertamente lo pasamos muy bien, al final de la noche hasta le ofrecí dormir en casa, no es que tuviéramos mucho sitio, pero ella no aceptó, le pedimos un taxi y se marchó. Bueno…los comentarios en mi casa… -Mami, vaya compañera mas buena que tienes… -Vaya por fin tenéis una jovencita en la ofi… En cama, le conté a mi marido la historia, lo que le había pasado a Julia, su repuesta me indignó: -No me extraña…es que ese cañón en la oficina…y con los viejos verdes que tenéis… PUNTO A DORMIR…. A la mañana siguiente, en la ofi, todo iba normal, Julia había estado hablando a primera hora con el jefe de personal, no pudimos comentar nada, además pidió permiso para poder salir antes…entre unas cosas y otras solo cruzamos pequeños saludos…Al día siguiente no vino…me empecé a preocupar, además tonta de mí…no tenía su número de teléfono…vaya…me pasé por la cabeza que se habría ido, que la habrían despedido… Pero a los dos días apareció, era viernes, llegó radiante, preciosa como siempre, con una blusa blanca y unos vaqueros ajustados…preciosa…su presencia inundaba toda la oficina… -Hola Lola, que tal? -Hola Julia, me tenías preocupada, que pasó? Tenemos que darnos los teléfonos la verdad quería llamarte pero no tenía tu número y vaya… -Nada, no te preocupes, ya hablaremos….hoy tengo mucho lio por que hay que cargar unos programas nuevos y tengo que dejarlo todo listo…mira tu y tu marido habéis sido muy buenos conmigo, me gustaría invitaros a cenar esta noche que te parece? Os lo debo… -Vaya, no hace falta Julia, pero la verdad por la noche para nosotros es un lío, con los chavales, y además lo de salir por la noche…ya no solemos hacerlo… -Bueno pues a comer? Que os parece mañana es sábado seguro que no tenéis nada que hacer… -Vale lo hablo con mi marido y te digo algo, te llamo esta noche…? Bueno si me das tú número


Me encantaba la idea de comer con Julia, la verdad es que me sentía tan cómoda con ella, sabía escuchar, sabía hablar…era un compañía tan agradable… a la tarde cuando se lo comenté a mi marido….me puso cara de culo…jejeje… -Mañana? Pero Lola, el partido es a las cinco…mira por que no vas tú sola charláis de cosas de mujeres y nosotros nos tomamos unos bocatas y vamos a ver el futbol… Me enfadó tanto!!, aquella comida era importante para mí….pero nada el futbol…lo pensé la verdad es que iba a estar sola igual en casa, y dije bueno pues sí voy yo…llamé a Julia y le expliqué… -Yuppiii, Lola, comida de chicas…jjaja…genial!!Estaremos mejor solas y así cocino menos…Mira vente a la hora que quieras, comemos sobre las dos?, yo estaré en casa toda la mañana… Y LLEGO EL SABADO Mi rutina sabática, la compra, lavadoras…en fin la mañana del sábado de cualquier ama de casa trabajadora…tenía prisa, quería acabar cuanto antes todas mis tareas para darme un bañito y vestirme y salir pitando de casa… Al salir del baño, no pude evitar mirarme en el espejo…me veía fofa, fofa y vieja…no sé por que me planteé este pensamiento…que me pongo?, bueno mi armario tampoco da para mucho, pero quise ponerme guapa… Julia vivía en un barrio nuevo de la ciudad, de esas urbanizaciones con jardines, parques, calles anchas una zona muy bonita y también cara pensé para mí…al bajarme del taxi llamé al timbre y me respondió un sube… Me recibió en el descansillo, llevaba una camiseta holgada que dejaba ver unos de sus hombros, pantalones vaqueros y un mandilón de cocina… Nos dimos dos besos… -Que bien que ya llegaste, me pillas con las manos en la masa…jeje… Le acerqué una bolsita con unos pasteles que había cogido de camino… -Pasteles, Lola!!, te has pasado, bueno no soy muy de dulce pero por ti haré una excepción… Me invitó a pasar a su piso, era un apartamento precioso, la sala tenía un ventanal inmenso con una pequeña terracita, a un lado una mesita de comedor pulcramente montada, la decoración me encantaba, moderna, sin estar recargada.


Bueno esta es mi casita…jjaja, venga, Lola dame tu abrigo a la comida le falta una media horita…ponte cómoda… a ver si te gusta la comida… -Noo por favor te echo una mano, por cierto huele de maravilla que es? -No te preocupes, es una sorpresa…jajaja…venga te sirvo lago? -No gracias… -Venga mujer, un Martini?, un vinito?... -vaya yo no estoy acostumbrada a tomar nada de eso y menos con el estómago vacío… -Venga mujer, un vinito si te tomas…vale? Blanco? -Bueno venga un vinito… Me acercó una copa y fue a buscar la botella a la cocina, ya estaba abierta…me sirvió una copita y se retiró a la cocina… -Siéntate Lola, voy a echarle un vistazo a la comida y vengo… Miré otra vez mas la sala mientras la daba un sorbito a mi copa… -Bueno Lola, esto ya casi está…pero siéntate mujer… Nos sentamos en el sofá… -Me encanta tu casa, es superbonita. -Gracias, bueno es pequeñita pero a mí me vale… -Bueno cuando te cases y tengas niños, ya tendrás tiempo de cambiarte…no? -Jaja, si supongo…bueno eso no está en mis planes…pero -Jajaja, si de momento disfruta de la soltería…jajaja -Venga, vamos a sentarnos que va a salir la comida… Me acerqué a la mesa, y esperé a que ella volviera para sentarme… -Bueno Lola, no me digas que eres vergonzosa…siéntate donde mas te guste…Vamos a ver que nota me das como cocinera…de primero ensalada templada de gulas…que te parece? -Ummm suena genial… -Y de segundo que te parece una parrillada de verduritas? -Uyy me encanta y que sano todo…menos mal que no vino mi marido si no tiene carne en el plato.


si las mujeres tenemos que cuidarnos…además con tus pasteles y el vino ya tomamos suficientes calorías….jajaja. -Bueno Julia, y que hay de lo tuyo? Como estas con la empresa?... -Pues muy bien, y te cuento el jefe de personal al principio ni caso, pero cuando le llegó el comunicado del sindicato…ya cambió la cosa…esta semana se han comprometido en que Don José me pida disculpas en presencia del director y del jefe de personal…y además, espero que se lo carguen…. -Ya vaya papelón para él… -No me da ninguna pena, y francamente espero que se lo carguen, total para lo que le queda, lo prejubilan se lleva su indemnización y hala a su casa… -Ya… -Lola, a ti te pasó? -Bueno sí, yo creo que nos pasó a todas….eran otros tiempos palmaditas en el culo…, comentarios como “que fresquita viene hoy” cosas de esas….pues siempre ha habido, callabas y no le dabas importancia. -Ya hoy no le das importancia a eso y mañana acaban violándote o yo que se…Lola, la que caya otorga…y coño nuestro cuerpo es nuestro y a mi me toca quien me da l gana a mí…el resto es delito… -Ya…bueno ahora es diferente… -Bueno y cambiando de tema, que te parece la ensalada..? -Riquísima, me tienes que dar esta receta… -Bueno es tan difícil…jajaja, lo de cocinar no es lo mío….cuatro cositas y poco mas… -Cuéntame, has tenido proposiciones en la empresa? -Bueno directamente no por que nunca he dado pie… -Bueno, la verdad es que con lo guapa que eres…con 50 mas o menos? De joven tendrías a todos detrás de ti no? -Jaja, que tonterías dices…no eran otros tiempos, jaja, nono…alguna chica en su día si que se rumoreaba…pero yo me casé jovencita…y nada de nada… -O sea que has sido mujer de un solo hombre? -Pues sí, la verdad novio y marido…jajaja… La conversación me gustaba, me ponía algo nerviosa….apuré mi copa de vino y Julia volvió a rellenar las dos…. -Jajaja…y no te arrepientes…de no haber probado otras cosas?, de no haber estado con otro hombre? -Pues la verdad no, supongo que es lo que me educaron…no necesité nunca estar con otro hombre, nunca he mirado a los otros hombres así.


Bueno reconozco que los hay que están buenísimos jajaja…y me gustaría que mi marido midiese 1,90 y estuviese lleno de músculos…pero… -Jajaja….ves algo si que deseas…jajaja…eres una pillina… -Bueno y tu que? Tanto meterte conmigo?....la que está en edad de merecer eres tú…. -Jajajaja…voy a por el segundo plato…. -Pero contéstame…. -Bueno yo soy independiente…mi idea es no necesitar a un hombre nunca….disfrutar la vida… -Ummm esto está delicioso, no se que me gusta mas si la ensalada o esto… -Me alegra que te guste, tenía un poco de miedo de tu opinión… -Pero mujer…si esta riquísimo… -Y el vino te gusta este?...venga ponte un poquito mas… -Julia…por dios que me voy a emborrachar, el vino está riquísimo pero yo no suelo tomarlo… -Venga y si te emborrachas que pasa? Pues dormimos la borrachera y listo…hasta que acabe el futbol no tienes prisa…jajaja La comida transcurrió así, lo pasamos muy bien….criticamos a nuestras compañeras, contamos anécdotas… -Venga Lola, nos tomamos un pastelito?...vamos al sofá…que tomas de sobremesa un chupito? -Noooo, por favor Julia, ya he tomado tanto vino que no sé si me tendré de pie… -Venga, has probado el licor de frambuesa? O de avellana? Es riquísimo y con los pasteles nos entrará de maravilla… Me incorporé para ir hacia el sofá… -Caray lola, me encanta tu falda…es preciosa y te queda de maravilla…. -Jaja…bueno que tonterías dices…, la verdad lo poquito que me puedo poner-Bufff por dentro me encantó este piropo… -Lo que me admira es que a ti todo te queda bien, ya vayas de falda, de pantalón con blusa…Julia es que tienes un tipazo increíble…quien me lo diera… -Bah, no exageres, tantos sacrificios para tenerlo…a veces estoy por mandar a la mierda las verduritas, el gimnasio…todo… -Ya, ya…pero la verdad es que haces que la gente se vulva para mirarte… -En serio? Jajaja…tu lo haces? Te vuelves para mirarme? Sentadas en el sofá, mirandonos la una a la otra, comiendo un pastelito de crema….Julia acercó su cara a mi cara…y apoyando sus labios en la comisura de los míos frotó su lengua sobre ellos.


Tenías un trozo de crema en el bigote…jajaja…. Dios me quedé totalmente ida, me sorprendió eso me dejó parada sin saber que decir…que hacer…que era? Un beso? Una broma?...Dios que estaba pasando…? -Dime Lola…tu te das la vuelta para mirarme?....yo si me doy la vuelta para mirarte… No sabía que estaba pasando…que situación era esta?... -Bueeno, si a veces si me doy la vuelta para mirarte…debo decir que eres muy guapa…pero no sé o sea…no es de eso… -Jajaja…no es de que Lola….?, sabes lo que me pasa a mí? Que si me doy la vuelta para mirarte y me encantaría acercarme a ti..y decírtelo…acercar mis manos a tu cara y acariciarla…rozar tu pelo…acercar mi boca a la tuya… Sus labios se acercaron a los míos…su lengua los rozó cerrados…solo su insinuación hizo que los entreabriera y dejara paso a su lengua…su mano recorría mi cuello llevando me hacia ella, al girar su cabeza su lengua entró libremente y busco la mía…mi pastel cayó de mi mano de la impresión que me dio… -Dios…julia…-me alejé de ella-….por favor, pero que es esto?... -Que es esto? Dímelo tú..Lola…no haremos nada que tú no quieras… Sus labios se volvieron a cercar a mi boca…un besito..Otro en la mejilla…su boca y su lengua recorrieron mi cuello… -Dime Lola… -Julia, yo no soy así… -No eres bollera…-susurraba en mi oreja mientras su lengua la recorría… -Tortillera…lesbiana…Lola…creo que me deseas…y yo a ti también….que hay de malo? Su boca jugaba por mi cuello…su mano apareció de repente en mi rodilla…y empezó a acariciar mi muslo, empujando mi falda hacia arriba…Su boca volvió a la mía…ya no pude oponer resistencia…dejé que su lengua entrará en ella y la recorriera entera, cedí a que mi lengua se enredara en la suya…lentamente me fu empujando hasta hacerme recostar en el sofá, si dejar de besarme, con su mano juguetona acariciando me a través del panti…su otra mano inactiva hasta entonces apareció en mi pecho…lo recorrió con delicadeza…acarició su contorno…su boca abandonó mis labios y bajando llenó de besos el canalillo y el camino hasta el primer botón de mi blusa…uno fuera…y su lengua seguía bajando…dos… su lengua llegó a mi sujetador negro, elegido especialmente para hoy…si elegido para hoy.


Al llegar a él Julia me miró con una mirada entre picara y lasciva…se había dado cuenta que no era un sujetador normal…no dijo nada…besó mi piel antes de llegar a él…otro botón …y otro….una vez libre de botones apartó la blusa y miro mis tetas…Mi cabeza estaba bloqueada…nublada por la situación…mi sexo estaba segregando jugos desde hacía un buen rato…lo notaba tan húmedo como nunca en mi vida….hábilmente sus manos se fueron hacia mi espalda…arqué el cuerpo para permitirle que soltara el broche de mi sujetador…liberados de su opresión mis pechos saltaron como un resorte…su lengua volvió a mi cuerpo y suavemente los recorrió…jugó con mis pezones…los mordisqueó…de vez en cuando sus labios volvían a los míos y me tentaba con un lengüetazo…quería besarla…su lengua se escapaba y volvía a jugar con mis senos….su mano volvió a mi muslo y ahora sí…sin tapujos subió por mi muslo hasta llegar a mi cintura…mi falda se recogía a la altura de mi sexo… Al notar su mano instintivamente cerré mis piernas…pero no la detuvo…por encima del panti y las bragas e abrió camino hasta llegar a mi mojado coño…noté como mis líquidos resbalaban por los muslos mientras ella me acariciaba…su boca inició un recorrido desde mis tetas hacia mi ombligo…arrodillándose su nariz tocó mi sexo…sus dientes daban mordisquitos casi imperceptibles por la ropa que tenía encima…pero que me provocaban cada vez mas y mas calor… -Lola…paro?... -No sé…Julia… Se levantó y agarrándome de la mano me dio a entender que yo también debía hacerlo…acabó de sacarme la blusa y ella hizo lo mismo con su camiseta…así de pie…me volvió a besar…nos abrazamos el roce de mis pezones con su cuerpo desnudo provocó otro aluvión de placer…los escalofríos me recorrían al notar sus manos en mi espalda….recorriéndola hasta llegar a mi trasero…agarrando mis nalgas y masajeándolas…. -Te falta por conocer el cuarto mas bonito de la casa.


Mientras decía esto bajó la cremallera de mi falda que cayó a mis pies…mi sentimiento de vergüenza por estar desnuda o casi delante de ella era grandísimo…pero no podía hacer nada era una marioneta en sus manos…de la mano me llevó hacia una puerta…que ya intuía cual era…no me podía negara a nada…ya sabía lo que iba a pasar… me iba a poseer una mujer…me iba a acostar con ella…realmente lo deseaba?...quizá en lo mas profundo esto era lo que quería desde que la conocí?...nunca me hubiera imaginado en esta situación y aún hoy no sé si lo busque, surgió…? Al abrir la puerta vi la cama de matrimonio…con una preciosa manta que ella apartó dejando al aire las sabanas…me sentó en la esquina y de rodillas se acercó a mí…sacó mis zapatos acarició mis piernas mientras me empujaba hacia atrás haciéndome acostarme…sus manos agarraron el elástico de mis pantis y lo sacaron suavemente..Dejando ver mis braguitas negras de encaje…. -Lola…ummm…me gusta…estas braguitas son para mí? Su cabeza se enterró en mi entrepierna mordiendo mi sexo por encima de las braguitas…al segundo otra vez noté que ya le sobraban…levanté mi culo para que pudiera sacarlas con comodidad y noté que resbalaban por mis piernas…así desnuda me llevó hacia el centro de la cama…mientras lo hacía no té como sus zapatillas caían a los pies de la cama…como su vaquero bajaba dejando ver un preciosos tanga rosa…que también se sacó…su coño estaba depilado solo dejaba ver unos pequeños pelitos que marcaban un precioso triangula en la parte superior…el olor a sexo inundaba la habitación… Julia se acerco hacía mí y poniéndose a mi lado me besó tiernamente en los labios una vez mas…mientras su mano se introdujo en mi chorreante coño… -ayy…suspiré.


Su mano experta empezó a jugar con los labios de mi vagina…sus dedos se introducían buscando las profundidades de mis ser…me retorcía de placer…su boca exploraba mis pezones…los lamia, los mordía….las sensaciones de placer llegaban de tantos sitios que creo que mi cerebro no era capaza de distinguirlas…solo un placer como nunca antes había sentido..Su dedo antes suave y explorador había encontrado su objetivo…ya no era un dedos, dos o tres los que tenía en mi interior…inició un mete saca que me estaba llevando al éxtasis… Grité grite como una loca como nunca antes había gritado…sentí que algo en mi interior explotaba desatando un orgasmo como nunca antes lo había sentido…con el cuerpo arqueado del placer…no podía más que gemir….cerré mis piernas instintivamente ya no podía admitir mas placer…pero mi amante no sacó sus mano…se separó de mi y abrió mis piernas para introducir su cabeza entre ellas….su lengua comenzó a recorrer mis muslos…yo me retorcía de placer pero intentaba que nos e acercara a mi sexo…de repente note el contacto de su lengua…note como su boca succionaba mis labios…una y otra vez…al parar se introdujo juguetona en el agujero que abrió con sus manos…recorrió todo mi coño…y otra vez…no pude evitarlo volví a notar otro orgasmo impresionante, increíble…nunca a antes ni en mi imaginación pensé que se podría sentir tanto placer… El placer me volvía loca….Julia se incorporó y de rodillas me miró…yo intentaba vencer mi vergüenza y vi en su mirada…una mezcla de triunfo y de lujuria…pero yo también quería poseerla…mi cabeza se había desprendido de todos mis perjuicios, de todos mis años de represión sexual…miré sus pechos…deseaba darle el placer que me había dado…ella se acercó hacia mí y so tumbó encima noté su coño rozar el mío…sus labios se acercaron a los míos y nos empezamos a besar con pasión…su boca sabia a mi sexo…ese sabor que nunca había probado me volvía loca.


Saboreaba su saliva…la abracé…hice que sus pechos se estrujaran contra mí que nuestros jugos se entremezclaran….de repente su espalda empezó a arquearse y noté como el roce de nuestras vulvas era mas fuerte…su movimiento de cadera como el de un hombre al follar me estaba volviendo a hacer gemir de placer…su cara denotaba también el placer que ella sentía al follarme…dios estaba llorando de placer…quería besarla…quería sentirla asís… Otra vez alcanzamos un climax indescriptible….sudorosas impregnadas en jugos vaginales…Julia se dejó caer encima de mí y deslizando se cayó hacia mi lado…casi sin poder hablar sofocadas por el esfuerzo y el placer…nos miramos nos volvimos a besar….Por mi cabeza pasaba el tener que darle placer….aprovechando su descanso me incorporé y acerque mi boca a sus tetas…tímidamente al principio…mi lengua las recorrió… -No tengas miedo lola… Eso fue el pistoletazo de salida…mi boca jugueteó con esos preciosos pezones que había visto asomar por debajo de su blusa…noté como se endurecían al contacto con mi saliva…los recorría una y otra vez…Julia viendo mis dudas cogió mi mano y la acercó a su coño…torpemente lo acaricié por encima…sus piernas abiertas dejaban al alcance de mi mano su vulva abierta y mojada, su clítoris erecto duro….su mano ayudaba a la mía a explorar ese territorio…jugué con sus pliegues…su cara me indicaba si lo estaba haciendo bien…su mirada me decía que no tuviera miedo…a veces un respingo me daba a entender que le había echo daño…me paraba pero su mano volvía a llevarme a su coñito…torpemente fui encontrando los resquicios de placer…lo suficiente para que Julia, con una mirada me indicara que ya era hora de que bajara la cabeza hacia su sexo… Por primera vez en mi vida sentí el aroma de una mujer…algo en mi interior me frenaba, pero otra parte de mi empujaba mi cabeza hacia el sudoroso sexo de Julia…torpemente acerqué mi lengua y di un primer lametón a su coño…su respuesta fue un gemido…introduje mi lengua entre sus labios…otro gemido…comencé a explorar ese territorio desconocido para mí…sus pliegues su clítoris durito…succioné y tragué los jugos que salían de sus entrañas…sus gemidos me incitaban a hacerlo cada vez con mas ímpetu…sus manos agarraron mi cabeza y me forzaron a enterrarme entre sus piernas, casi sin poder respirar, lamí, chupé, mordí y cuanto mas probaba ese sabor mas loca y cachonda me ponía.


De repente Julia levantó mi cabeza y en un movimiento empujó mi cuerpo hacia un lado girándome y poniendo mi sexo encima de su cara…al sacar mi cabeza de su sexo me quedé con ganas de seguir….tenía tantas ganas de comerme ese pedazo de Julia…colocadas en la nueva posición sentí como ella volvía a explorar mi coñito y yo seguí haciendo lo propio con el suyo Mis piernas entrelazaban su cabeza enterrada entre ellas y yo encima hacia lo propio con el suyo. El placer me hacia gritar como una autentica loca y sus gritos y gemidos acrecentaban aun mas mi deseo de hacerla gozar, notaba como sus espasmos de placer le hacían darme pequeños mordiscos y empujones de su lengua y supongo que yo hacía lo propio…mis movimientos ya no los coordinaba mi cerebro si no mi pasión..Finalmente estallé en el orgasmo mas delicioso e impresionante que nunca he tenido…grité, lloré de placer….desplomándome sin fuerzas encima de su coño la oí también gritar y retorcerse… Caída encima de ella…girándome la miré su cara roja y sonriente también me miraba…me incorporé hacia ella y la besé tiernamente en los labios…no hablamos me tumbé sudorosa a su lado con su brazo abrazándome mientras seguíamos mirándonos…mis manos recorrieron su cara perfecta y volvimos a fundirnos en otro beso…no hablamos…las miradas lo decían todo…subiendo la manta nos enroscamos debajo de ella y nuestras manos jugaron con nuestros cuerpos…pequeñas caricias que eran como punzadas en la sensible piel…picos y besitos en el cuello y las mejillas…así en brazos de Julia descansé.


Desperté…no sabía cuanto tiempo había pasado…Julia estaba mirándome desde una butaca…la miré preciosa como una diosa, tenia puesto una preciosa bata rosa de seda…me miraba fumando un pitillo… -Hola bella durmiente, tenias falta de sueño? Lo primero que pensé es Dios Mío que hora es?, que pensarán en mi casa?... -Tranquila cielo-dijo Julia dándose cuenta- aún no ha terminado el partido jaja…no te echarán de menos…y yo si lo haría si te fueras tan pronto… Apagando su pitillo se acercó a mí y me dio un besito en la mejilla… -Bueno Julia…vamos a ver… -Lola, que me vas a decir?...no se lo que me ha pasado?...tenemos que hablar de lo que ha pasado?...Somos dos mujeres mayores que sabemos perfectamente lo que ha pasado no?, hemos disfrutado un buen rato…bueno yo por lo menos…y creo que tu también…no? -jijiji…si te dijera que no… -Pues ya está, no hay de que hablar, no le des vueltas…ha pasado y punto…mira no eres la primera mujer que pasa por esto…has descubierto algo nuevo…te ha gustado? Pues ya está eres libre de decidir como te afectará en tu vida… Por haberte acostado con una mujer no eres una lesbiana..jajaja…no tengas miedo…en esta vida hay términos medios…posiblemente seas bisexual…o posiblemente seas hetero y nunca mas volverás a sentir atracción por una mujer..Lo has probado y punto…tú decides… -Tú...eres lesbiana?... -Bueno a mí me gustan las mujeres, algunas mujeres…también he estado con hombres…si me preguntas que me llevaría a una isla desierta…jajaja…pues un hombre y una mujer…jajaja. -Ya…pero es que bufff… -Piensas que te va a pasar? Como llegarás hoy a casa? Tu marido se dará cuenta de que te has acostado conmigo? Jajaja…no te preocupes no llevas escrito en la frente “acabo de follar con Julia”…Creo que lo que necesitas es una copa para relajarte.


Salió de la habitación y regresó con una copa que me acercó después de probarla ella…se sentó en la cama donde yo seguía…instintivamente había subido la manta casi hasta el cuello como si ahora, después de lo que habíamos echo me diera vergüenza que viera mis intimidades, al darse cuenta sonrió… -Mira Lola, desde siempre me han atraído las mujeres, y te confieso las mujeres como tú, de tu edad, me gustaste cuando te vi…pero me cautivaste con tui instinto maternal…mientras me consolabas no podía aguantar las ganas que tenía de besarte…de agarrarte las tetas…bufff…el otro día en la cafetería me volviste loca….y cuando me dijiste que tu marido no iba a venir a comer…ummmm…tenia que aprovechar mi oportunidad… -O sea…todo preparado…buffff…que vergüenza…que mala eres…jijiji -Si, todo preparado… Cogió el vaso de mi mano y lo colocó en la mesilla de noche…desatando el cinturón de su bata se la sacó delicadamente dejando la caer al suelo…una vez mas admiré aquella figura impresionante…sus pechos, su delicada barriguita, su sexo, sus piernas perfectas, se introdujo bajo la manta y volvió a besarme…suavemente primero pero con fuerza después…volvimos a mover nuestras lenguas mientras nos abrazábamos y entrelazábamos nuestras piernas…pude notar en mi muslo su coño caliente y ya húmedo y yo también note su rodilla apretando el mío…volvimos a apretarnos s mezclar nuestros líquidos mientras gemíamos de placer.


Nuevamente me corrí…me corrí otra vez como nunca…no podía soportarlo…Julia se dio cuenta y suavemente sacó su pierna de dentro de mí..Dejándome respirar una vez mas…incorporándose me volvió a mirar con su sonrisa pícara… -Joder Julia…como lo haces?...es maravilloso… -jaja…ayy…lola…me encantas…estar contigo es como estar con una quinceañera… -Queee?por que lo dices?-esto me ofendió- -Cielo, por que me encanta que descubras estos placeres…me encanta saber que soy la primera que te hace estas cosas…me gusta cuanto te corres, cuando gimes…me gusta cuando me lo haces a mí…quiero hacerte mía…aunque solo sea esta tarde. -No lo tienes difícil… -Date la vuelta y no mires… Julia se levanta. -No mires tramposilla…es una sorpresita… Oigo ruidos un cajón se abre se cierra…Al poco siento que se vuelve a costar a mi lado, yo estoy reclinada hacia el otro lado…noto que me abraza desde atrás que besa mi cuello…y…noto algo mas…algo duro…que no puede estar ahí…echo las manos hacia atrás… -Que es esto?... Me giro incorporándome, y veo a Julia con un cinturón puesto que sostiene en sus caderas un pene de buenas dimensiones, negro, era la primera vez que lo veías (una es así a la antigua). -Jajaja…es o no una sorpresa…Lola… -Pero, pero…esto que es…. -Tranquila, lola, te deseo, quiero follarte, quiero que sigas disfrutando…te soy franca no lo suelo usar en mis primeras citas…jijij Diciendo esto me hizo girar poniéndome de espaldas…se incorporó colocándose encima de mí y bajando a mi coño una vez mas volvió a lamerlo y a juguetear con él haciendo que nuevamente chorros de liquido salieran de él.


Otra vez estaba a su merced, otra vez iba a hacer conmigo lo que quería, quería follarme, lo iba a hacer y ella lo sabia….una sonrisa apareció en su cara…ella lo sabia…acerco su cara a la mía y volvió a besarme introduciendo otra vez mis jugos en mi boca…con su espalda arqueada y con la ayuda de sus manos no tuvo problema en apuntar aquel pene a mi coño…no hacía falta lubricarlo ni siquiera abrirlo…ella lo tenía a su merced… Delicadamente poquito a poco fue introduciendolo en mi coño… -Ahhhh…oh diossss…Julia…si, por favor si… -Ummm lo quieres Lola…quieres que te folle como un macho?... -Si por favor Julia…ahhhh..-Se introducía- ahhhh…oh dios, oh diossss… Un empujón y su pene estaba en mi interior sus labios buscaban los míos….apoyando sus manos en la cama y en una postura semiderruida empezó a moverse, poco a poco, sus movimientos de cadera eran acompasados, notaba aquella polla en mi interior y miraba aquella carita de ángel y me provocaba uno y otro orgasmo una y otra oleada de placer…. Sus empujones eran fuertes, cada vez que lo sacaba lo volvía a introducir de golpe, -Ohhh…si Julia…sigue..sigueee…ahhhhh…oy dios, ay dios… sigue por favor… No sé cuanto me estuvo dando…no recuerdo siquiera cuantas veces me pude correr o no, el placer era tan continuo que no sabría decir si fue un solo orgasmo o un montón de ellos.. Julia cansada, retiró el pene de mi coño y me hizo levantarme y ponerme de rodillas…acomodó la almohada doblada bajo mi vientre…ohh…esto era nuevo para mí… Así de rodillas con mis piernas abiertas, le presentaba mi coño y mi culo totalmente abierto, noté que se colocaba detrás de mí una vez mas su lengua desde esa posición volvió a juguetear con mi coño…subiendo poco a poco hasta el agujero de mi culito…una vez ahí…empezó a juguetear con él..Volvió a introducir su lengua en el, su mano volvió a mi co0ño y empapada en jugos la llevo a mi agujerito..Noté como iba empapándolo y lubricándolo…y de repente un dedo se introdujo en su interior


Ahhh…no Julia…por ahí no… -shhiii…tranquila Lola… -Por favor por ahí no… -Déjame… Y seguía jugando, un dedito…se movía en círculos en el interior de mi ano…dos… -Ahhh…me duele..Julia para… Extrajo los dedos…y volviendo a mi coño, apuntó otra vez con su pene mientras me agarraba de las caderas…esta vez sin miramientos mi coño empapado y ya abierto dejo entrar sin problemas su polla…la follada era ahora mucho mas fuerte…sus manos asían mis anchas caderas impidiendo que me moviera…echándose sobre mi note sus tetas en su espalda y su aliento en mi cuello que mordisqueaba suavemente… -Así Lola…así es como te gusta?... -ahhhhh…si Julia…si sis iossss…….. -córrete córrete otra vez Lola…córrete conmigo… -ahhh sisssiiis me voy…me voy…ahhhhhhhhh Agarrándome de los hombros hacia que cada vez llegara mas profundamente…las últimas arremetidas fueron como si una espada de fuego se me metiera hasta el final de mi vagina.. -Ahhhhh,….ohhhh…si si sisssssiiiiiiiiiiiii Extenuada se dejó caer sobre mi espalda…yo estaba destrozada abierta de par en par, convencida de que no volvería a poder caminar normal desde ese día..nunca jamás había experimentado esto…no podía mas, aparte la almohada y me dejé caer sobre la cama mientras ella retiraba su pene y lo desabrochaba para después volver a tirarse encima de mí y permitir que sui coño mojado entrara en contacto con mis nalgas… -ahhhh-suspire- -Suspiras amor? -bufff…si y ya lo sabes… -jijijijiji -Tengo que ir al baño-Julia se apartó de encima y permitió que saliera de la cama, ya no había vergüenza caminé hasta con coquetería hasta la puerta. Al volver allí estaba ella acurrucada en la cama dejándome un hueco para que la acompañara, mi mirada se dirigió al despertador de la mesilla…Dios eran casi las ocho de la tarde…tendría que irme, su mirada denotó que se dio cuenta…unos pucheritos fingidos asomaron en su cara… -me dejas amor? -Es tardísimo… -Ohhhh… Caminé hacia la cama, no quería irme, no quería que esa tarde se acabara, de refilón miré hacia el arnés con la polla de plástico que estaba sobre la cama brillante aún por mis jugos…ella se dio cuenta… -jijiji…vaya sorpresa…no? -Buffff…ni me lo imaginaba.


Pruébatelo anda…antes de irte…jajaja Cogí el arnés y me lo ajuste a mi cintura, comprobé al ponerlo la cinturita que tenia Julia…y la compare con la mía… Miré hacia el espejo, y me vi mis tetas y mas abajo esa polla negra, me sentía tan extraña… -Te gustas? No es una imagen muy masculina no? Jijiiji Me volví hacia ella y se había puesto de espaldas con sus piernas arqueadas moviéndolas abriéndolas y cerrándolas dejando entrever por momento sus coñito… -Julia…quieres…? -Si por favor…ven aquí… -Es que no sé..jajaja…esto si que es nuevo… -Ven déjate llevar…acércate… No sabía moverme con aquello puesto creo que era la situación mas ridícula de mi vida…me acerque mas a la cama, ella empezó a jugar con su mano en su coño… -Venga Lola….fóllame…no lo estas deseando…hazme el amor…por favor antes de irte quiero que me folles… Me coloqué de rodillas entre sus piernas, sin saber que hacer intenté acercar mi pene a su coño, su mano lo agarró y lo dirigió hacia él… -Venga amor empuja, despacito… Empujé un poquito notaba que la entrada era fácil y que llevando hacia delante mi cadera poco a poco se iba introduciendo… -ahhhhh….así Lola… Di un último empujón y note que mi pelitos rozaban su piel… -así Lola…así ohhhhh… Como pude, y casi por instinto empecé a mover la cadera, notaba que el pene entraba y salía sin ejercer fuerza, la gravedad de mi cuerpo hacia el trabajo de entrar en el chorreante conito de julia -Ahhhh, así mi amor….fóllame ahhhhh…si si sis… Sus gritos me excitaban y en mi mente cada vez quería darle mas placer mis movimientos eran cada vez mas rápidos y mas bruscos… -ahhhhh…sis Lola….lola…ahhhh diosss me corro me corro.


Empuje mis caderas sobre ella y caí rendida encima de su cuerpo, mientras ella entrelazaba sus piernas aprisionándome y manteniéndome pegada como queriendo sentir mas aquel momento..la besé apasionadamente, había disfrutado tanto su orgasmo como si fuese mío y mi coño volvía a chorrear, miraba su cara tensa por las contracciones del orgasmo y sus ojos semicerrados…incorporándome no pude mas que admirar su belleza y debo reconocer que un pensamiento como de triunfo de satisfacción por haberla hecho gozar pasó por mi cabeza.. Mi cuerpo estaba agotado, no podía mas, nunca me había sentido tan llena, tan satisfecha como lo estaba ahora. Saque cuidadosamente el pene y me desabroché el incómodo arnés, acostándome al lado de Julia, que aún permanecía inmóvil con sus rodillas dobladas y sus piernas abiertas, como intentando que fluyera algo de aire sobre su coñito. Finalmente se giró hacia mi y nos miramos, otra vez, las palabras sobraban, supongo que mi cara estaría tan radiante como la suya, su deliciosa sonrisa me volvía a excitar, pero poco a poco mi cabeza volvía a mi realidad, mis sentidos empezaban a recibir estímulos que habían quedado aparcados por el placer: la lluvia repicaba en la ventana, el despertador el maldito reloj apareció y en mi cabeza algo me decía “no lo mires” la opción de ignorarlo pasó por mi mente, pero no podía , “todo lo bueno tiene su fin” dicen, y yo tenía que volver a mi casa, a mi aburrida vida de sábado, ella intuyó lo que pasaba por mi cabeza… -Me dejas? Ohhh, amor, por que me dices esto?, mi cabeza y mis sentimientos iban en caminos diferentes, quise decir “No cielo, me quedaré contigo” pero no podía, mi cabeza tenía que ganar esta partida.


Tengo que irme Julia -Lo sé, solo un minuto, solo un abrazo para que no me quede tan sola… La besé, y me incorporé para empezar a vestirme, ella también se incorporó y se puso su bata, retrasé cada uno de mis movimientos para estar un poco mas con ella… -No te apetece ducharte? –Me dijo- -No, quiero estar así, con el calor de este momento en el cuerpo… -Olerás a sexo, jajaja. -Cielo nunca he sentido este olor, quiero disfrutarlo. Julia llamó a un taxi, y de la mano me acompañó hasta la puerta, mirándonos, como si no supiéramos como despedirnos, nos miramos, amagamos unos besos en las mejillas pero nuestros labios se encontraron como si tuvieran un imán, y el beso fue de amor, lascivo también, nos abrazamos…de camino al ascensor la vi en la puerta diciéndome adiós con la mano y una sonrisa, le correspondí y entré en el ascensor.