Bienvenidos

Gracias por elegirnos, enterate de mas novedades siguiendonos en las redes sociales.

Me masturbe mientras habia fútbol

Hoy hemos quedado todos, se han venido todos los chicos y chicas a ver el partido a mi casa, cerca de 12 personas me habían invadido en casa, como tengo una televisión gigante y vivo sola, pues de alguna manera se ha hecho oficial que en los llamados grandes partidos todos queden en casa de Amy a ver el partido correspondiente. Pero bueno, me lo paso bien viendo como se lo pasan sufriendo y el ambiente que crean mis amigos me gusta, son muy divertidos. Hoy es el clásico, Barcelona−Real Madrid y han traído de todo. Aunque sinceramente, a mí me interesa tanto el fútbol como la cría de margaritas en cautividad. ¡Nada!! Pero bueno, a mi manera también lo disfruto, mientras ellos están absortos con el partido, me cojo mi Tablet, me siento detrás de todos, tengo un sofá individual reclinable que es una maravilla, es de esos que da masajes y te deja como nueva, pues bien, me lo coloco de tal manera que nadie pueda ver lo que estoy viendo en la Tablet y que, si alguien se acerca, me dé tiempo de sobra a cambiar de pantalla.


Me acerco una buena cerveza y comienzo a leer a la espera de que acabe y poder irnos… Después de navegar sin rumbo un rato, decido entrar en Cuento Relatos, que hacía tiempo que no entraba a ver que había de nuevo. Que morbo, leer relatos eróticos y ponerme a cien mientras todos ellos están absortos con el fútbol. Todo esto lo comencé empezada la primera parte, la primera fue más de hablar y risas, pero cuando estaba el partido en lo más emocionante, me sumergí en mis historias… sabía que tenía por delante 45 minutos y los iba a provechar. Comienzo por un relato llamado “Como me masturbo” dios, a los 5 minutos estaba empapadísima, es de una escritora que todos sus relatos me ponen a cien. Ardía de ganas de irme al servicio y masturbarme, pero la situación no era propicia, así que seguí con los relatos.


Luego leí otro de dos chicas que se retorcían de placer, dos chicas que están en la cama disfrutando de un buen polvo, que se hacen de todo, que se lamen, que se tocan, que se corren salvajemente. El relato se calienta, y yo más, miré de reojo a mi entrepierna y vi como comienzan a traspasarse mis jugos sobre el pantalón, estaba de lo más mojada y calentorra. Mi imaginación iba creciendo y me imaginaba entre las dos. Mientras, el partido seguía y mis manos sudorosas agarran la Tablet a duras penas, pero en esto hay un gol y los gritos y abrazos me cortaron, dejé lo que tenía entre manos y bueno, al poco me tomé una cerveza, como si me importara mucho… La cosa se tranquilizó y mientras ellos volvían a sus fanatismos, me volví a mi rincón con mi Tablet y mis fantasías. Abrí mi correo, , y tengo unos 25 mensajes, todos subidos de tono, de que como se pajean los chicos pensando en mí, como desearían penetrarme o como correrse sobre mi cara, y eso hizo que me volviera a excitar, me sentí de nuevo muy mojada.


Pero había uno que me llamó la atención, una chica me contó que fantasea conmigo, que está empapada después de leer el relato de “Mi amo”, que se lo ha leído una y otra vez fantaseando conmigo. Dios, eso me puso de nuevo a cien, noté de nuevo por dentro de mi pantalón que volvía a estar empapada, ella contaba que se masturba como yo, que tiene un dildo maravilloso que le hace mil locuras y que se masturba pensando que me tiene entre sus piernas. Sin dudarlo la respondí, la dije que también me calienta saber que la excitaba y que se masturba con mis fantasías (y realidades), y la conté como estaba en ese momento, rodeada de chicos y chicas y que estaba de lo más excitada, que mi chochito estaba empapado y el morbo que me daba pensar que nadie se daba cuenta de mi calentón. La conté como me gustaría ser penetrada, como me gustaría que me lamiesen mi excitado conejito hasta estallar de placer en su boca.


Le doy a enviar y sigo con los relatos, pero en apenas unos minutos me responde y me dice que se está poniendo a cien pensando en la situación, en que si estuviera a mi lado me cogería con fuerza, que me lamería enterita saboreando mi mojado coñito haciéndome estallar en un brutal orgasmo, me contó cómo su lengua recorrería mis labios vaginales y como nos penetraríamos con un doble dildo haciendo la tijera. ufff... no podía más, necesitaba tocarme, masturbarme, tocarme mi coño caliente y empapado, meterme dentro una buena polla, un consolador o lo que sea, necesitaba algo duro y grande dentro de mí. Me levanté y me fui al cuarto de baño, nadie se percató de que me iba de la habitación, ya en el baño me tiré al suelo sobre algunas toallas y comencé a masturbarme, me metí un dedo, dos… con firmeza y rápido, era tanta la excitación que tenía que no necesitaba mucho para comenzar a notar que me iba a correr, me pellizcaba los pezones, estoy apuntito, y así seguí hasta tener un gran y rico orgasmo, tan maravilloso orgasmo que casi hace que me desmaye.


Como pude, con las piernas aun temblándome, me peiné y salí intentado disimular mi flojera de rodillas y justo al entrar en la habitación, zas, gol de Ronaldo, el Real Madrid había ganado… Todos daban botes de alegría, lo había metido en el último minuto y era la victoria, yo me sentía como una muñeca de trapo, me zarandeaban, me daban mil abrazos y besos, pero mi mente estaba en otro lado, me acaba de correr y ellos no sabían nada. Ahora nos vamos por ahí de copas, y si, esta noche follaré, salgo con muchas ganas, me he dado permiso a mí misma para tirarme a cualquiera que esté medianamente bien, así que puede que al primero que pille me lo tire, o la primera, ya sabéis mis queridos lectores que soy bi y que no hago ascos a un buen polvo proceda de donde proceda.