Bienvenidos

Gracias por elegirnos, enterate de mas novedades siguiendonos en las redes sociales.

Mamada y tragada en el bus

Por su trabajo y el mio, llevabamos varios días sin vernos con mi novio, así que decidió pasar por mi a la universidad y acompañarme hasta mi casa. Durante los días anteriores habiamos estado hablando de querer tener relaciones, que se nos salian las ganas de hacerlo y que cuando pasara me iba a volver una puta completa satisfaciendo sus deseos, solo si a cambio, él me complacería todo lo que yo quiciera y de todas las formas que yo dijera. Cuando salí de clases, él estaba ahí esperandome por sorpresa, no lo podía creer y lo abracé con mucha felicidad. Sentía tantos nervios de tenerlo cerca que ya parecia un extraño. Pasaron las palabras de cortesia de "Como estas" "como te fue" "que has hecho" y comenzaron las de "estas muy buena", "extraño ese culo" y "lamerte los pezones". Mi novio siempre fue muy cortes y descente en su manera de expresarse, pero sabía que me exitaba de sobre manera que usara palabras sucias y que al hacer el amor me tratara como su puta.


Ya sabía yo que él queria sexo cuando me decía "que hermosas tetas". Pues bien, hablamos de irnos a su apartamento y cumplir todas nuestras fantasias sexuales, lo que trascurrio más o menos así: C: Hermosa, quieres cenar en mi casa?, tengo ganas de tomarnos un vino y brindar por que hace mucho no nos veíamos. N: Tengo tantas ganas de estar contigo amor, pero no puedo, mi mamá me espera. C: Dale un rato, quiero besarte toda, te extraño y a tu culo tambien. N: Ummm, suena delicioso, pero en realidad no puedo, yo tambien quiero comerte y tengo muchas ganas de sentirte dentro de mi. Subimos al bus, sobre las 10 pm, hora a la que van muy desocupados y nos sentamos en la parte de adelante, cerca al conductor. Mientras pasabamos las calles, él seguía tratando de provocarme, y vaya si lo estaba logrando, me tocaba las tetas suavemente y luego me las apretaba mientras decia: "Amor, quiero venirme mientras aprieto estas tetas". Me estaba poniendo muy excitada pero en mi fuerza de voluntad mantenia la desición de irme a mi casa. En su afan por convencerme, bajo la cremallera de mi jean y metio su dedo del medio, noto estaba tan mojada que no le quedo dificil comenzar a jugar con mi clitoris. N: Ay, si, se siente deli, tocame, hace mucho no lo haces. C: Hace rato no te sentía tan mojada, te voy a hacer tener un orgasmo acá y ahora. Al comienzo lo vi como solo un juego, pero decidimos sentarnos en la parte final del bus para evitar que el conductor y algunos pasajeros cercanos se dieran cuenta de lo que pasaba.


Cuando volvio a meter su mano, lo hizo sin ninguna restricción, me solto el boton del jean y la metio por completo. Comence a sentir pequeños corrientazos por todo mi cuerpo y me acomode de tal forma que él no hiciera mucho esfuerzo, cerré mis ojos y recline la cabeza hacia atras y me entregé al placer. De repente, el bus se detiene en la siguiente parada y tratamos de recomponernos para evitar que se dieran cuenta los pasajeros que subian o bajaban. Cuando inició la marcha de nuevo, tambien lo hicimos nosotros, me dí cuenta que tenía el pantalon por la mitad de mi culo y que mi blusa estaba a mitad de botones. Eso lo aprovechó mi novio para seguir masturbandome y besandome las tetas, yo le baje la cremallera del pantalon y saque su miembro, me asegure de cubrir bien la evidencia con su chaqueta y comence a masturbarlo tambíen. En un momento era tanto el placer que sentia que por momentos olvidaba que nos encontrabamos en un sitio publico, C: Que rico como gimes putica, que rica que estas, te gusta que te toque verdad? N: Si, si, si, mmmmmm, si, me gusta, oh, oooh, mmmm. C: Vas a acabar?, vas a gritar? acaba, quiero verte como pasas esa lengua por tus labios.


Si no estuvieramos en publico te la meto toda por ese culo que me enloquece. Me tenía volando ese tipo, por Dios que sabe como hacerme tener orgasmos con solo hablarme así, y sin olvidar que llevaba cerca de 7 minutos masturbandome a su antojo. De repente, me dí cuenta que estaba haciendo demasiado ruido cuando dejo de masturbarme y me tapo la boca, me dijo "Oye, nos van a bajar". Y siguió metiendome sus dedos, pero esta vez sin quitar su mano de mi boca. Comence a notar un olor y un sabor salado, pues resulta que con la mano que inicialmente me estaba masturbando ahora prohibia que yo hiciera ruido, tenía todos mis fluidos en mi boca. De momento sentí asco, pero al probarlo mejor era rico. Comencé a lamer su mano, a lamer mis propios fluidos. C: Oye, que zorra eres, te gusta probar de ti misma no?, te encanta verdad? Lames a otras mujeres? Chupas todo lo que te ponen en la boca cierto? N: Si, ah me gusta, quiero lamerte la mano, eso quiero, ah, ah, mmmmmm. C: Pues si quiere lamer más tendras que lamer de los mios putita, porque tengo unos más ricos.


Y como si fuera una orden, me agache y comence a lamerle la verga, estaba tan dura y ya emanaba fluidos tambien que no restaba mucho tiempo para que acabara. C: Eso, que rico, que rico que lo chupas, siempre me ha gustado como lo haces, eres una puta profesional en eso. Oh, que rico, mmmmmmm, no pares. Me apretaba cada vez con más fuerza la cabeza contra su pene, sentía que me ahogaba cada vez que me entraba hasta la garganta ese delicioso miembro lleno de liquidos, lo disfrutaba tanto que yo no me importaba si había gente o no. C: Oh si amor, sigue, es lo tuyo, tu quieres leche, lo vas a tener, no pares, sacalo tu sola. y dejo de apretarme, no sé a ciencia cierta donde tenía las manos, pero sé que queria que yo lo hiciera eyacular sin que él estuviera ayudandome. Segui por unos instantes más y comenzo a salir ese semen que tanto habia querido, salia con cada movimiento de mi boca y de mi mano, salía semen cuando subia y salia semen cuando bajaba, me sentía tan en la gloria que quería seguir sin abrir la boca hasta que no saliera más, pero él estaba tan excitado y llevabamos tanto tiempo sin hacerlo que en un momento pensé que nunca dejaria de salir, se me llenaba la boca y abrirla en ese momento dejaria un reguero tenaz encima de él, asi que no tube más remedio que empezar a pasar todo ese semen que tenia en la boca, fueron al menos 2 grandes sobos de él que ahora bajaban por mi garganta.


Cuando finalmente lo trague todo, con más cuidado le limpie la verga, evitando que se cayera algo. Al levantarme, me dí cuenta que el bus estaba totalmente desocupado, nos habíamos pasado un par de estaciones de mi llegada. Lo mire, y tenia una cara de satisfacción tal que sentí que había hecho un gran trabajo. Se arreglo, me arregle y no volvimos a decir nada. Cuando llegamos al lugar donde nos separariamos me dijo: C: Por Dios Nico, no imagine que podrías hacerme sentir asi. No recordaba lo bien que sabes hacerlo. Si esto es cuando no podemos, ya quiero tener ese trasero en mi cama de nuevo. "Ya llegará el momento" le dije, pero por cuestiones de la vida nunca llego ese momento. Terminamos y ahora le tocará a otro. Me sentia una puta real, había tenido un par de orgasmos en un sitio publico, habia lamido mis fluidos y ahora lamia los de él. Esa noche fui una completa zorra.