Bienvenidos

Gracias por elegirnos, enterate de mas novedades siguiendonos en las redes sociales.

La virginidad de mi novia

Mi novia Marisol una chica de 18 años cumplidos, hermosa, piel blanca y sanita, de rostro de princesa con nariz puntiaguda, delgada de estatura baja 1.55 cmt, con un trasero y senos bien puestecitos debido a su edad y que era virgen. Ya llevábamos aprox 6 meses de enamorados y aun nada de sexo, yo ya sabía ella era virgen, lo cual me excitaba mucho más el imaginarme esa vagina rosadita, pequeñita y más aún con el himen a la vista, Marisol ella era una chica muy conservadora (chapada a la antigua) con la idea de llegar virgen al matrimonio, yo obviamente ya le había propuesto que estemos juntos, nos veíamos todos los días y en cada beso le acariciaba sus senos y su culo, ella se excitaba mucho y por encima de su pantalón ya le había acariciado su vagina, y le había hecho sentir mi pene, igualmente sus senos ya se los había tocado por debajo de su blusa y para que decir HERMOSOS!!!! pequeños pero PARADITOS y a la vista pues deliciosos, hasta que un día domingo salimos, primero nos fuimos a comer, yo tenía la intención de ir a dejarla a su casa porque en mis planes para ese día estaba salir con mi otra novia, (mi futura esposa).


Total que mientras retornábamos de comer Marisol me dijo que toda esa tarde ella la pasaría conmigo, lo cual me preocupó pero al mismo tiempo me excitó el saber que ese día tenía la oportunidad de tener esa vagina en mi boca y follármela, por lo cual mi mente empezó a volar, enseguida conduje hasta un parque de la ciudad y hasta una calle desolada en la cual la sondee como para saber qué tan decidida estaba, lo cual me fue favorable, enseguida la lleve al motel más cercano, entramos a la habitación, ella estaba decidida a que yo fuera su primer hombre y yo obviamente feliz, Marisol vestía un pantalón Jean apretado a su figura, y una blusa es tiras que dejaba ver la figura de sus senos, enseguida la besé mientras la acariciaba por todo lado, tenía a mi disposición esa hermosa mujer virgen, la desnudé despacio, desabrochando su sostén por debajo de su blusa para verla como lucen los pezones de sus senos, mi otra mano estaba ya en su vagina por debajo del pantalón, Marisol estaba muy excitada, lo quité su pantalón de inmediato quedando en una tanga no muy sexxy, pero su hermoso culo lo resaltaba todo, luego le quité la blusas dejando sus senos descubiertos por completo, los cuales se los besé hasta el cansancio mientras acariciaba su vagina por debajo de su calzón, la sentía completamente mojada, baje mi boca hasta su vagina y se la empecé a mamar por encima de la tela de su calzón y luego se lo hice a un lado hasta que se lo quité con mi boca, le hice coger mi pene el cual estaba súper duro, y ella se abrió de piernas para que la penetrará, a pesar de ella estar súper mojada y que le acaricie mi pene mucho tiempo por su vagina haciéndole serruchito y demás cositas ricas para que se le dilatara, al momento que la cabecita de mi pene empezaba a penetrar su vagina Marisol gritaba de dolor tan fuerte que eso me obligaba a detenerme y empezar de nuevo el proceso de excitación, otra vez sobaba mi pene en su vagina y la punteaba despacio, a pesar que ella estaba decidida a que esa tarde yo la descocara, el dolor era mayor, hicimos varios intentos, incluso recuerdo que lo moje mucho a mi pene y la vagina de ella estaba resbalocita de mojada y a lo que intente metérselo con todas mis fuerzas, la verga no le entraba; la vagina era muy estrecha!!!!!, ya habían pasado más de dos horas a ese ritmo y nada que conseguía descocarla y ya me estaba rindiendo


Marisol también se puso triste de ver que no aguantaba el dolor y se acostó boca abajo a descansar un rato de todo el ajetreo y el dolor, en eso yo me recosté sobre ella y la empecé a besar por la parte de atrás de su cuello, lo hice durante mucho tiempo hasta que sentí que otra vez se le mojo su vagina y despacio le puse mi verga y la empecé a bombear lentamente durante unos minutos hasta que sentí que la cabecita estaba alineada con su vagina y que solo hacía falta un empujón muy pero muy fuerte, RECOSTE TODO MI CUERPO SOBRE ELLA, CON LA UNA MANO ME AGARRE DEL ESPALDAR DE LA CAMA Y CON LA OTRA LE TAPE LA BOCA, a lo que estuve seguro que Marisol no se podría mover, con todas mis fuerzas empuje mi verga hasta el fondo y sentí claramente que la partí, le había entrado bombee rapidísimo dos o tres veces más y terminé, no le solté la boca, al mirarla me percaté que Marisol lloraba desconsoladamente y que el dolor era muy fuerte, yo me sentí satisfecho de haberlo conseguido, pero de seguro que para ella no fue una experiencia agradable, fue al baño a asearse pero solo lloraba y temblaba mientras le salía sangre, intente asearla un poco para llevarla a la cama a que descanse, cuando sentí que se desmayó, fuel el susto de mi vida porque me imagine lo peor y yo no sabía qué hacer, la acosté en la cama y lo que se me ocurrió fue darle una bebida energizante enlatada y a pesar de eso no respondía, a lo que iba por la mitad de la segunda bebida abrió los ojos y que tranquilidad..... VOLVI A VIVIR, de ahí le he seguido dando verga de vez hasta la actualidad.