Bienvenidos

Gracias por elegirnos, enterate de mas novedades siguiendonos en las redes sociales.

Una noche para variar

Ese día lo pasé toda nerviosa, ansiosa, emocionada, de solo imaginar lo que me esperaba en la noche me mojaba. Por fin llegue a ks a eso de las 6:00pm me dí una ducha gratificante en agua tibia y fragancia de rosas, totalmente relajada, sentir esa agua cálida por todos mis bordes y curvas, no pude evitar tocarme para liberar más tensión y woooowwww que se siente rico. Luego del baño me vestí con un liguero negro un mini hilo y brasier de encaje me quedaba perfecto, cubriendo lo necesario de mis partes erógenas. Cerca de las 9:00 pm oí el sonido en la puerta al abrir ahí estaban ellos, se les veía tan ansiosos como yo, a pesar del frío que hacía afuera, era muy seguro que dentro haríamos puro fuego de pasión. Ella llevaba un vestido hipercorto sin brasier eso me puso húmeda al instante pues sus pezones se marcaban paraditos y duros, esas nalgas redondas grandes, esos labios carnosos, estaba divina y yo no me quedaba atrás, nos saludamos con un beso en la boca que quemaba. Luego estaba el, wooowwww alto de piel oscura espalda ancha, brazos fuertes y un muy buen y delicioso paquete (todavía recuerdo la última vez cuando hicimos el rapidito en la oficina, que cojida tan rica).


Nos sentamos en el sofá conversamos un poco de lo cotidiano, mientras él servía un poco de vino para entrar en calor y algo de música, poco a poco fuimos dejando las palabras para pasar más al contacto físico, no pudimos aguantar más hasta que el y yo nos besamos en el sofá mnnnnnnnn un intercambio de lengua muy rico mientras tocaba mis tetas mi conchita húmeda y yo percibía su pija ya parándose firme listo para la acción, a mi otro lado se acerca quien empieza a acariciarme el cabello, lo aparta y suavemente me besa en el cuello susurrando que buena estás mami, al rato de estar así me volteo y ella y yo comenzamos a besarnos nos tocamos mutuamente esa piel delicada suave y esa cuquita tan húmeda, todo esto sucede mientras él se quita los calzones y empieza a masturbarse mientras nos ve jugando con nuestras lenguas, se va acercando hasta pegarnos su gran pija de nuestras caras mnnnnnnnnn ese olor tan rico que desprende no podemos evitar empezar a lamer chupar y a meternos ese gran pija que destila jugos ricos de excitación, con ese rico roce de lenguas por largo rato.


Paramos un poco y juntos nos dirigimos a la habitación listos para revolcarnos en ella toda la noche, él se sentó en la cama mientras nos veía paradas delante tocándonos, besándonos, poco a poco fue subiendo ese vestidito de muerte dejando ver su pequeño hilo rojo de encaje, aquel trasero duro, firme, darle nalgadas era la gloria, ella iba tocando mis piernas arrodillada de frente de las besaba, hasta quitar la falda, apartó mi hilo y con sus dedos me masturbaba, metía sus dedos y luego en mi boca, mmmmnnnnn no podía evitar gemir, él se levanto y por detrás besaba mi cuello, lamía mi espalda y masajeba mi culo, metía su dedo por mi rajita. Ella quitó todo su vestido y aquellas tetas, grandes, blancas, de pezones rosados, duros, paraditos eran la locura, tocarlos, masajearlos woooowww me ponían a mil, me besó bajó por mi cuello y empezó a chupar mis tetas que ansiaban su boca, mientras sentía en mi culo aquella rica pija pasando por mi raja y esos dedos varoniles cojiendome rico en mi concha, no podía con tanto placer, casi acabo.


Poco después pararon, fue alucinante, ella y yo solo en hilo y el con esa gran pija, duro parado, grueso, listo para devorar, tumbado en la cama me pongo en posición y empiezo a lamer suavemente su ingle, sus bolas la base y así lo recorro, en la punta chupo suave que rico, sus venas están tensas preciosas, arriba ella se monta sobre su boca y el empieza a mamarle la concha nuestras respiraciones aceleradas entrecortadas llenas de placer se confunden, me trago toda esa pija rica, me lo como desesperada, babeándolo mucho, me lo mamo rápido hasta meterlo todo en mi garganta las arcadas no me importan, mientras su pija me haga seguir chorreando muchos jugos saladitos, ella se oye gemir, el está chupándole la concha mientras con un dedo la penetra por el culo, esa imagen es divina, excitante, paro de mamar esa pija a reventar y empiezo a chupar esas tetas ricas, divinas, duras, sus gemidos aumentan, su sudor delicioso su olor, toco su cuquita meto mi dedo por su rajita y me encuentro con su lengua lamiendo y se entrelazan sus jugos con la humedad de su boca, ha sido rápido con la mano a empezado a masturbarlo, que ricoooo.


Nos separamos nuevamente, esta vez para tumbarme con las piernas bien abiertas, y tomar su cabeza wooowwww que rico cuando me la empieza a comer, su lengua, su saliva, como me lame el clítoris, me penetra con ella, suave rápido, que rica mamada, mientras ella y yo nos besamos rico, ella vuelve a mamar mis tetas, lleva su concha a mi boca y guaoooo que divinura, mojada beso esos labios suaves los mordisqueo luego mamo salvajemente, le gusta por ese gritico suyo, meto un dedo luego dos, hasta cuatro me descontrolo, el mamar una concha, mientras me maman la mía es indescriptible, siento que paran de comérmela, para luego oír un “prepárate putica rica te voy a dar duro”, en efecto, siento esa gran pija de un empujón metiendo en mi concha babosa y no puedo evitar soltar un aaaaaaaaaahhhhhhhhhhh diossssss, me empieza a coger duro y rápido como me encanta, ella se levanta de mi boca y con su mano me empieza a masturbar, quieren que acabe, y no paran de hacerlo, mientras grito “dame duro dame mas pija, dámelo todo” al momento siento ese temblor en mis piernas que recorro todo me paraliza y exploto, guaooooo divino, rico, ella se tumba sobre mi y empieza a cogerla así mismo rápido, duro, mientras nos besamos, no puedo evitar excitarme de nuevo y sentir el movimiento de su cojida rozándome mi concha, mi clítoris, es alucinante, agarro sus nalgas las golpeo, eso le gusta, mientras ese macho la coge exquisitamente, vamos llegando juntas, tiembla todo y de nuevo exploto, explotamos las dos.


Pero no ha acabado oímos órdenes “vamos perrasaún falto yo levántense vengan a tragarse mi leche” nos coge por el cabello y nos acerca a esa pija grande y nos lo comemos como nunca y maturbamos mientras nos sigue jalando y dice “sigan perras, lo hacen rico que putas” ya se ven esas venas a reventar su respiración lo dice y sale un volcán de esperma divina, abundante, espesa, nos baña la cara las tetas, la boca, nos tragamos todo, nos pasamos esa pija por la cara cuello, tetas, nos lamemos todo, compartimos un lujurioso beso pasándonos la leche luego nos besamos los tres mientras nos tocamos y tumbamos en la cama, sólo para recuperarnos un poco y seguir con la fiesta de sexo en rato.